Carmen Villa | Isabel Ampudia | Ramos Arizpe, Coah.- “Sí la toqué… es que la niña ya me había provocado, me enseñaba sus calzoncitos y se levantaba la falda”, comentó Fernando Valente Sánchez, luego de que se le acusara por el delito de atentados al pudor, hechos sucedidos el pasado 10 de febrero en la colonia Escorial.

El sujeto fue acusado por el padre de la pequeña de 5 años, quien se enteró de lo sucedido, luego de que la pequeña le platicó a su hermano mayor lo ocurrido en la tienda de abarrotes, explicándole solamente que el señor de la tienda le había hecho una grosería.

Después de esto, el hermano mayor convenció a la pequeña para platicarlo con sus padres, quienes al enterarse de lo sucedido acudieron de inmediato a reclamar al tendero, quien en su momento lo negó por temor.

El acusado del delito de atentados al pudor impropios comentó que la situación se dio luego de que la menor acudió a la tienda de abarrotes a comprar unas frituras, por lo que aprovechó la oportunidad y la metió a su casa.

“Lo que pasa es que la niña ya me había provocado antes, lo hizo como cuatro o cinco veces”, según él todo inició tiempo atrás, cuando la pequeña asistía a su establecimiento y supuestamente se levantaba la falda para él.

Pero ese día sería diferente, pues aprovechó la oportunidad, “ese día yo me la llevé para adentro de la casa y ahí la toqué, fueron sólo tocamientos, ella no me dijo nada”, comentó el acusado; según él después de algunos tocamientos le dijo que se fuera, pero la menor no quería.

“Yo hasta la empujé, no sé porque no se quería ir… la toqué, después me arrepentí, por eso le dije que se fuera”, comentó Fernando Valente, originario del estado de Veracruz, de donde llegó hace un año para buscar una vida mejor.

Al cuestionar a Sánchez, de 43 años el porqué de sus acciones, se limitó a decir que la situación se prestó por sí sola, “no sé, se dio el momento, son momentos que se dan, cosas que le pasan a uno”, informó el hombre a este medio.

“Mi esposa ya sabe, está muy molesta, pero le causé más dolor a mi hija, quien me preguntó y no se lo pude negar”, concluyó.

SITUACIÓN LEGAL

Sólo uno de los padres de familia de las tres menores que presuntamente resultaron ser víctimas de Fernando Sánchez, presentó denuncia, por lo que ya se abrió una investigación.

Según comentó Alma Nelly Gutiérrez, agente del Ministerio Público asistente, bajo el expediente 73/2011, hay una denuncia por lo que la averiguación está en trámite.

Explicó que no se hizo una detención, porque no hubo flagrancia, “entonces se tiene que abrir una investigación, allegar pruebas a un expediente y una vez que se acredite la probable responsabilidad, se le manda a un juez donde se solita la orden de aprensión del responsable”.