Monclova, Coah.- La Policía Federal Preventiva ya decomisó en Coahuila el primer auto “chueco” adherido a la Onappafa, ante lo que directivos nacionales de la organización admitieron que existe el riesgo de que se pudieran decomisar más en la entidad, pero advirtieron que no lo permitirán y por eso realizará una serie de movilizaciones en todo el país, incluso están dispuestos a comenzar a quemar unidades de procedencia extranjera como medida de protesta.

En conferencia de prensa, el presidente nacional de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar, José Cruz Sánchez, reveló que el martes en Saltillo se decomisó un auto modelo 2003 de un socio, el primero “onapafeado” que decomisa la PFP en México, ante lo que reconoció que ningún agremiado está exento de que le suceda lo mismo.

Pero junto con el presidente del Consejo de Vigilancia, Francisco Javier Reyes, y el coordinador nacional Raúl Villarreal, sostuvo realizarán la defensa correspondiente por la vía legal para recuperar la unidad decomisada, y al mismo tiempo llevarán a cabo movilizaciones en todo el país.

“No vamos a esperar que nos quiten más vehículos y para protestar estamos dispuestos a quemar autos, tomar oficinas y realizar caravanas”, advirtieron; de hecho, ayer realizaron una caravana de autos “chocolate” por diversas avenidas de Monclova.

Los directivos revelaron que para prevenir el decomiso de autos chuecos, socios de la Onappafa han tenido que caer en la extorsión, pues elementos de corporaciones de los tres niveles de Gobierno les piden dinero a cambio de no actuar en su contra, ante lo que hicieron un llamado a los agremiados para que no caigan en el soborno.

Ante la posibilidad de que una autoridad pretenda decomisarles su auto, lo más recomendable es que se comuniquen vía telefónica con coordinadores de la Onappafa, añadieron.

CARA IMPORTACIÓN

La movilización que realizarán a nivel nacional también será para exigir que se reduzca el costo de la importación de vehículos de procedencia extranjera, pues si se quiere importar uno de modelo 2003 o 2003, el precio es de entre 25 mil y 30 mil pesos, de acuerdo al nuevo decreto de importación que se emitió el 1 de julio de este año.

Por apoyar al sector automotriz, dijeron, el Gobierno Federal no considera a 1 millón de mexicanos que en la actualidad tiene autos chuecos, los cuales están dispuestos a pagar por la importación de sus vehículos, pero no a un precio tan caro.

Por eso demandarán al Gobierno Federal que autorice una tarifa máxima de 5 mil pesos para la importación de autos de procedencia extranjera; al presidente Felipe Calderón le recordarán su promesa que hizo en su campaña del 2006 de apoyar a los propietarios de autos americanos, o de lo contrario, “en el 2012 le cobraremos la factura”.

INTEGRAN PADRÓN DE OBREROS EN AHMSA

Con el objetivo de intentar proteger los coches ilegales de procedencia extranjera que está decomisando la Policía Federal Preventiva, la Sección 147 del Sindicato Minero integra un padrón de unidades propiedad de trabajadores agremiados en este organismo sindical, informó el secretario general Héctor Villarreal Galaviz.

Manifestó que la dependencia federal ha incautado ese tipo de unidades porque están completamente en la clandestinidad debido a que no han sido registrados por sus propietarios en organismos como la Onappafa o UCD y al circular en vía pública son sorprendidos por la Policía Federal Preventiva que realiza el aseguramiento para ponerlos a disposición de autoridades hacendarias.

Expresó que la idea es integrar un padrón de coches de procedencia extranjera propiedad de los trabajadores de la Siderúrgica Uno de AHMSA para integrar un organismo y acreditarlo.