×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 4 años
[Música]

GALERíA: En Pa’l Norte viven una jornada de miedo

Sylvia Georgina Estrada

Disfraces, duetos de lujo y mucha música marcaron el cierre de la primera jornada del evento

Imprimir

12 conciertos se presentaron.
Monterrey.- Con 10 horas de música continua se realizó la primera jornada de Pa'l Norte, el esperado festival de música que pone a rockear cada año a los fanáticos regiomontanos en el Parque Fundidora.

Sin duda, la suertecita estuvo del lado de los regios, quienes después de una velada que incluyó las actuaciones de Alice, Band of Bitches, Zurdok y Kinky -quienes ofrecieron aplaudidos duetos con Control Machete y El Gran Silencio-, recibieron entre aplausos y gritos a Andrés Calamaro

“El Salmón” demostró que a pesar de los años, su energía se mantiene intacta, así como su amor a los mexicanos, algo que demostró al aparecer enfundado en camisa vaquera negra y luciendo un sombrero a juego. El argentino no defraudó a sus fans, pues interpretó temas que ya son consentidos en el repertorio del argentino, como “Crímenes Perfectos”, “Flaca” y “Mil Horas”.

Pero la marea humana que cubrió la explanada frente a los dos escenarios, emitiría su sonoro rugido cuando Enrique Bunbury llegó a calentar el escenario del Foro Tecate Ligh. Fiel a su estilo, vestido todo de negro con sombrero vaquero y gafas de sol, el español irrumpió con una entrada teatral, en la que hubo desde proyecciones de platillos voladores, elaborados juegos de luces y, por supuesto, mucha buena música.

El español aprovechó la noche para entonar algunas de las piezas de su reciente álbum, “Palosanto”, pero también hizo un repaso por la historia y “el pasado inmediato”, para beneplácito de los asistentes. Ya con las interpretaciones de “Dímelo” y “Que Tengas Suertecita” el recinto se había convertido en una enorme cantina, en donde había espacio por igual para el amor y para el despecho, pero los gritos fueron a más cuando el ex vocalista de Los Héroes del Silencio se despidió con “Lady Blue”.

Dueto electrizante

Sin embargo, éste fue un adiós momentáneo. Bunbury regresaría, pero acompañado de Calamaro, para apoderarse del escenario central y entregar el encuentro memorable de la noche del viernes. Ambos músicos compartieron canciones que levantaron chispas entre la audiencia. “Maldito Duente”, “Sin Documentos” y “Apuesta por el Rock and Roll” fueron algunos de los temas que entonaron los dos intérpretes. Mención especial merece “Crimen”, en honor al recientemente fallecido Gustavo Cerati, que pronto arrancó los gritos de apoyo entre la multitud. El cierre estelar, que caló hondo en el ánimo de la multitud, llegó con “Infinito”.

De aquí en adelante la noche iría para más. Zoé no dio tiempo ni para tomar un respiro. Apenas se apagaron las luces que despidieron a Bunbury y Calamaro cuando la banda mexicana ya tocaba los primeros acordes de “10 A.M.”.

Los beats electrónicos, las proyecciones digitales y el peculiar timbre de voz de León Lárregui de inmediato enamoraron a la audiencia, entre la que sobresalían varias banderas que mostraban diferentes mensajes de apoyo a la banda mexicana. “Arrullo de Estrellas”, “Nada”, “Vía Láctea”, “Poli”, “Soñé” y “No me Destruyas” formaron parte del coreado repertorio.

Finalmente, cuando los relojes ya habían marcado el inicio del sábado, le llegó el turno al cierre estelar de mano de Los Tigres del Norte, quienes demostraron por qué siguen siendo los consentidos, subrayando este vínculo con su público al asegurar: "Ustedes son nuestros jefes hoy y siempre"

"Jefe de Jefes", "La Jaula de Oro", "Golpes en el corazón" y "La Puerta Negra" formaron parte del extenso repertorio de éxitos que cerró el primer día de un Pa'l Norte en el que hubo espacio para diablos, fantasmas y demás criaturas que pulularon en la noche regiomontana.

FOTOS: ZÓCALO | ALEX RODRÍGUEZ





ij
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares