×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 2 semanas
[Arte]

Enfrentar la muerte

Christian García

Tomás Lozano ofrece una guía completa para ayudar a proteger los bienes materiales.

Imprimir
Enfrentar la muerte
Saltillo, Coahuila.- Septiembre es el mes del testamento, ese documento que sirve para evitar problemas después de la inevitable muerte. Y para guiarte, como un Virgilio a Dante, en este infierno burocrático, Editorial Océano publicó la nueva edición de su libro Testamentos, Sucesiones y Algo Más, del abogado y catedrático Tomás Lozano Molina.

Con una carrera de 45 años dentro de la notaría pública, el autor muestra de manera fácil y sencilla la manera correcta de redactar los documentos en los cuales se dejan los bienes después del deceso.

Zócalo habló con Lozano Molina para conocer un poco más sobre el libro y también su opinión del panorama mexicano en cuanto a la preocupación de los habitantes del país sobre estos temas. Además, el abogado ofrece algunos consejos sobre la sucesión testamentaria.

-Hay un crecimiento en cuanto a programas para que los mexicanos redacten su testamento, incluso hay un mes dedicado a este documento, ¿cómo ha visto la aceptación en la comunidad mexicana?

“La cultura del testamento ha crecido no sólo con el fomento al mismo documento, sino también al trabajo que se hace por las autoridades y las personas que nos encargamos de crear este tipo de documentos, ya que nos preocupamos porque las personas tengan todos sus documentos en regla.

“Aún así, durante este tiempo he visto que las personas no somos asiduos a tener nuestros papeles y documentos en regla. Al día de hoy entre el 90 y 95% de las personas no tiene una verdadera preocupación por dejar en claro a quiénes podrían pasar sus propiedades en caso de que llegara a fallecer”.

-Al fallecer alguien, uno de los principales problemas que aquejan a las familias es la repartición de bienes, ¿si no existe un testamento en el cuál se señale la última voluntad del difunto, qué podría pasar con estos bienes?

“La única manera real de evitar problemas o litigios es la opción de testamentar qué es lo que queremos que suceda con nuestros bienes. Con base en los deseos del dueño de éstos, el abogado podrá ayudar a decidir cuál será la mejor opción para dejar las posesiones a los herederos legítimos.

“Muchas veces la gente quiere decir que el estado se quedará con los bienes por falta de testamento y esto es totalmente falso, ya que el investigador tiene que buscar una forma en que los bienes sean distribuidos. El caso es que si un padre muere, heredarán sus hijos y esposa; si muere sin hijos podrá heredar a los padres, hermanos e incluso, para efectos prácticos se puede heredar a los hijos de los hermanos; en este caso llamado fallecimiento en cuarto grado.”

-Además de un testamento sobre los bienes, también se puede redactar un documento acerca de las opciones que se tienen cuando uno entra en una enfermedad terminal, en coma o en estado vegetal, ¿qué es lo que recurre en estos casos?

“En el tema de la voluntad anticipada, el testamento determina qué es lo que quiero yo en caso de caer en una enfermedad terminal. Es importante que determinemos esto porque si no se hace se podrían ocasionar problemas familiares. Principalmente con los hijos, en dónde algunos quieren que se haga lo posible por mantener con vida a los padres, mientras que del otro lado se pueden encontrar las personas que opten por una terminación de estos esfuerzos”.

-¿Qué es un “albacea” y por qué es importante contar con uno?, ¿quiénes son las mejores opciones para ocupar este cargo?

“La albacea es el representante de la sucesión de quien es el propietario del patrimonio. En el caso de la voluntad anticipada, es un representante que tiene la capacidad de decidir el procedimiento médico o quirúrgico para quien esté en la situación.

“Los amigos o familiares más cercanos son los que suelen tomar esta decisión, pero al mismo tiempo se corre el riesgo de caer en la idea de la desconexión o de mantener a la persona en un estado vegetativo. La importancia de un albacea es precisamente hacer valer el derecho que se ha elegido para el momento de la muerte”.

-Para quienes desean información sobre el proceso para la redacción de un documento testamentario, este tipo de libros es de gran ayuda, ¿pero cuáles son algunos de tus consejos sobre cuándo y cómo redactar un testamento?

“Mi consejo es que se haga cuando uno se casa, porque ya tiene la idea de formar una familia y el testamento ya tendrá personajes legales, que serán los hijos y también los tutores. Lo importante es que planeemos cómo va a ser la distribución patrimonial de nuestros niños.

“El testamento tiene que ser un traje a la medida. Lo primero que yo recomiendo es que se recurra a un notario o un abogado, a quienes se les comente cuál es la situación, qué es lo que se quiere en cuanto a los derechos y hablar sobre las relaciones entre familiares. De esta forma se puede redactar el testamento con base en esos deseos y evitar que cuando el documento se abra después del fallecimiento de la persona, no se sepa su voluntad.

“Otra cosa que recomiendo es que se haga una lista con los bienes totales que se tenían, pues en ocasiones cuando uno muere, se olvidan o se pierden predios. Esto es una cosa muy importante”.
TAGS RELACIONADOS:
  • literatura
Imprimir
te puede interesar
similares