Tags: zocalo, palacio nacional, grito de independencia, fiestas patrias, festejos patrios, felipe calderon, 15 de septiembre


México.- A lo largo de su sexenio, Calderón Hinojosa no sólo mantuvo en Palacio Nacional el tradicional acto ante miles de mexicanos reunidos en el Zócalo de la Ciudad de México, sino que sólo en 2009 y 2010 modificó las arengas para incorporar el centenario de la Revolución y el bicentenario de la Independencia.

En 2010, al cumplirse 200 años del inicio de la Independencia, Calderón decidió emular a Miguel Hidalgo y a la medianoche del 15 de septiembre salió al balcón de Palacio Nacional, pero a las 5 de la mañana despegó en avión para replicar en Dolores Hidalgo, Guanajuato, el Grito como ocurrió en 1810.

En el 2007, Sin incidentes y ante un zócalo con miles de personas, el presidente Felipe Calderón Hinojosa encabezó la ceremonia del grito para conmemorar el inicio de la gesta con la que México obtuvo su Independencia, y retomó el carácter formal, sin cambios ni innovaciones, de este acto popular nacional.

Acompañado por su esposa Margarita Zavala, en el balcón central de Palacio Nacional, el mandatario citó en 2007 sólo en su arenga a los héroes nacionales sin incluir ninguna consigna, como lo hiciera su antecesor Vicente Fox Quesada.


En 2007, el presidente Felipe Calderón hizo repicar la campana en tres ocasiones e inmediatamente después, ante miles de personas que llenaron la Plaza de la Constitución, arengó: "Mexicanos: ¡Vivan los héroes que nos dieron patria, viva Hidalgo, viva Morelos, viva Josefa Ortiz de Domínguez, viva Allende, vivan Aldama y Matamoros, viva nuestra Independencia. Viva México, viva México, viva México!".

El 15 de septiembre de 2008 fue un grito, el segundo de Felipe Calderón Hinojosa, también austero. Sólo la remembranza a los héroes nacionales. Bastó recordar en esta fiesta a Miguel Hidalgo, José María Morelos, Josefa Ortiz de Domínguez, Ignacio Allende, a Aldama y Matamoros; sin embargo, la ceremonia se adelantó unos tres minutos, para sorpresa de los asistentes al Zócalo capitalino, en donde una valla dividió a los invitados VIP de la plebe concentrada.

La nota discordante en 2008 fueron los gritos de "¡Felipe, Felipe, Felipe!" que empleados del gobierno federal, entre ellos subsecretarios, oficiales mayores, directores de área y amigos le otorgaron a Calderón al término de la arenga.

Ese 2008, el titular del Poder Ejecutivo, desde el balcón central de Palacio Nacional, apenas ondeó por breves segundos la enseña nacional que había sido adaptada con un mástil de aluminio a fin de que Calderón no realizara mayor esfuerzo pues no cuenta con su brazo fuerte , el izquierdo, después de que se lo lesionara.

Además, para el 2008 el médico del Presidente tomó algunas previsiones y le adaptó un cabestrillo a fin de que le inmovilizara el brazo del codo a la parte superior del hombro, no así el resto del antebrazo y la muñeca izquierda, en donde apoyó la Bandera Nacional.

Luego del atentado en Morelia en septiembre de 2008, con un saldo de ocho muertos y decenas de heridos, bajo extremas medidas de seguridad en la capital, y en prácticamente todo el país, se celebraron en 2009 las tradicionales ceremonias por el aniversario del inicio de la lucha de Independencia de México.

En el Distrito Federal miles de policías locales y federales, en conjunto con elementos del Estado Mayor Presidencial, establecieron un blindaje al Zócalo capitalino, en donde el presidente Felipe Calderón Hinojosa encabezó la ceremonia para celebrar el 199 aniversario del inicio de la gesta de Independencia.

En 2009 el presidente Calderón incluyó dos arengas nuevas en recuerdo del Bicentenario.

"¡Vivan los héroes que nos dieron patria, viva Hidalgo, viva Morelos, viva Josefa Ortíz de Domínguez, viva Allende, vivan Aldama y Matamoros, viva la Independencia Nacional, viva el Bicentenario de la Independencia, viva el Centenario de la Revolución, viva México, viva México, viva México!", expresó Calderón en 2009.

En 2010, el presidente Felipe Calderón encabezó el tradicional Grito en Palacio Nacional para conmemorar los 200 años de la Independencia, acompañado por los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox Quesada, quienes le expresaron su respaldo.

Para el 2010, el mandatario lanzó arengas similares a las que expresó un año antes: "¡Mexicanos! ¡Vivan los héroes que nos dieron patria! ¡Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Allende! ¡Vivan Aldama y Matamoros! ¡Viva la Independencia nacional! ¡Viva el Bicentenario de la Independencia! ¡Viva el Centenario de la Revolución! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!".

Ese 2010, la gente que estaba en la plaza respondió con potencia a cada una de las arengas. Quienes habían mostrado descontento con algunos músicos, terminaron por entregarse por completo a la celebración una vez que dio inicio el espectáculo. Al día siguiente, Calderón replicó el Grito en Dolores Hidalgo, Guanajuato, a las seis de la mañana.

En 2011, el presidente Felipe Calderón encabezó la ceremonia del Grito de la gesta de Independencia en medio de la lluvia. El Grito de Independencia duró alrededor de 45 segundos y el mandatario se ciñó a las arengas tradicionales:

"¡Vivan los héroes que nos dieron patria! ¡Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Allende! ¡Vivan Aldama y Matamoros! ¡Viva la Independencia nacional! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!".