×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 3 años
[Bienestar]

Fuera tabúes, vive tu sexualidad

Samantha Aguirre

Verónica Maza y Antonio Helguera comparten con Zócalo los detalles de su libro El Motel de los antojos Prohibidos

Imprimir
Un libro dedicado a aquellos placeres sexuales que jamás se habían publicado llegó al mercado. Fotos: Zócalo | Cortesía PRH
Saltillo, Coah.- Un libro dedicado a aquellos placeres sexuales que jamás se habían publicado llegó al mercado. El Motel de los Antojos Prohibidos (Grijalbo, 2015), de la periodista Verónica Maza Bustamante y del ilustrador Antonio Helguera, trae consigo 21 prácticas que abordan la sexualidad de manera sana, positiva y consensuada; y propone eliminar los tabúes y los mitos que los mexicanos siempre han tenido respecto al tema. Zócalo hablo con la autora y el ilustrador para así conocer más del tema y del libro.

“Cuando decidimos hacer el libro, Helguera y yo buscamos todas estas prácticas, teníamos una larga lista y fuimos eliminando algunas, la mayoría porque eran prácticas que no cumplían con nuestros requisitos, que es que sean prácticas seguras, sanas y concensuadas. Nos quedamos con bastantes, como con 200 y de ahí seleccionamos 21, que fueron las más divertidas, las más chistosas, o incluso hasta las más comunes pero con un aire diferente”, explica Maza Bustamante.

Este libro cuenta desde un inicio con la historia de las mujeres y la sexualidad, cómo en el paso del tiempo poco a poco se le ha ido dando voz a todas y cada una de las mujeres que buscan nuevas manera de divertirse sexualmente.

En la primera parte del libro se nota la importancia que han tenido las mujeres tanto desde el origen de los sumerios cuando adoraban a la diosa y la diosa era la dadora de muchas cosas entre ellas el placer, hasta esa época de represión y como hoy en día llegamos al punto donde estamos en buena medida gracias a esta liberación parcial de las mujeres, que decidieron hacerse cargo de su vida, porque la sexualidad es algo que tienes desde el vientre materno hasta el día en que te mueres, pues la sexualidad es tu vida”, dijo vía telefónica Verónica.

Pero no es solo eso, para llevar estas prácticas a cabo, se requiere de dos, y mientras que la mujer, poco a poco se empieza a abrir a este nuevo mundo, el hombre se rehúsa en muchas ocasiones a practicar con su pareja nuevas posiciones o incluso nuevas ideas, ya que desde hace muchísimo tiempo, la sociedad ve de mala manera esto.

De pronto tiene uno que lidiar con estos mitos y tabúes y en particular cuando estamos en pareja es todavía más difícil, porque estamos hablando de las creencias, de las ideas con las que ha crecido no solo una persona si no dos y que de pronto se confrontan y entonces lo que a uno le puede parecer más viable de llevar a cabo, o más satisfactorio o placentero, quizá a la otra no, entonces esto puede llegar a crear conflictos en la pareja. Si el mito o el tabú o la confusión son compartidos pues peor aún porque las parejas se pierden de cosas increíbles que pueden realizar”, confesó Maza.


El Motel de los Antojos Prohibidos (Grijalbo, 2015), de la periodista Verónica Maza Bustamante y del ilustrador Antonio Helguera, trae consigo 21 prácticas que abordan la sexualidad de manera sana.



Sociedad machista

Y si de los hombres continuamos hablando, resulta más notorio el temor o miedo que tienen para soltarse a estas nuevas prácticas sexuales, comenzando por descubrir o explorar su punto g, ya que en muchas ocasiones resulta para ellos denigrante y lo relacionan con la homosexualidad.

México ha sido, y sigue siendo una sociedad machista, donde los hombres, los chavitos crecen con muchas ideas de lo que es la masculinidad sobre como tienen que comportarse frente a los otros hombres, frente a las mujeres, frente a la sociedad y eso los obliga a actuar de maneras que muchas veces no tendrían por qué ser así, les han enseñado esta cosa del 'Feo Fuerte y Formal', entonces no es tan común que se abran a hablar con sus parejas sobre sus antojos, sobre que si les gusta, que no, hasta donde pueden llegar y hasta donde no, y eso impacta obviamente en la mujer, es como una situación que viven los hombres, pero que es como el tsunami después del temblor” continuó vía telefónica la autora.

Hay que entender que en el sexo no podemos obligar a nadie a que haga algo que no quiere, yo les digo a los hombres que no lo han practicado que si lo llegan a practicar un día van a descubrir unas cosas maravillosas, unas sensaciones increíbles que no tienen nada que ver con la orientación sexual, que no son homosexuales, que por eso ni se van a volver homosexuales. Si se puede complementar con otra practica en pareja, como sexo oral o cosas así y que va a darles momentos increíbles, pero pues tienen que dejarse llevar, probarlo y decidir que quieren”.

Entonces, no hay que quedarse con las ganas de probar cosas diferentes, según la autora, el erotismo es una cuestión de probar y de saber que queremos, pero de pronto se ven obligados a hacerlo y esto debe ser relax, tranquilo, probar si se te antoja tener una sensación diferente, pero si no, no pasa nada, siguen habiendo muchísimas cosas más, pero de que es buenísimo es buenísimo.

Trabajo de dos

Pero no todo fue tan fácil, en cuanto a la ilustración del libro, Antonio no tenía ni idea de cómo ilustrar las escenas sexuales, pero como Verónica lo suponía, él tenía el toque perfecto para darle un tono de erotismo perfecto pero que también tuviera algo de humor.

No fue fácil (realizar la ilustración), porque yo no había hecho este tipo de trabajo, porque no se hace en México, los caricaturistas mexicanos no nos metemos mucho con el humor erótico. No sabía que tono usar porque para ilustrar un libro puedes usar tonos muy diferentes sutil, muy vulgar etc., entonces me costó un poco de trabajo ubicarme para ilustrar esto, pero al final fue algo divertido y diferente, declaró vía telefónica Helguera.

La idea es que el lector entiende que las prohibiciones que nos auto ponemos muchas veces tienen un origen ajeno al ser humano, es una cosa más de la religión, de la propiedad privada, de la economía, del dinero, de la formación misma de la sociedades. Si tú tienes esta práctica que la vives de una manera más relajada, feliz, consiente, informada, consensuada, pues aparte que te va a hacer una persona feliz, no tendría que ser más vista por la sociedad

En resumen esa es la idea, que sea un aliciente para que los lectores descubran que pueden ser felices, que se trata de una cuestión de vida y que cuando menos los va a hacer unas personas un poco más contentas”, finalizó la autora.
El libro

El Motel de los Antojos Prohibidos


Autora: Verónica Maza
Ilustraciones: Antonio Helguera
Grijalbo
352 páginas
269 pesos



ij☺
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares