Saltillo Coah.-La cocina mexicana está considerada como una de las más ricas de todo el mundo. Morelos no es la excepción, aquí se pueden encontrar restaurantes que sirven comida de todos los rincones del país y del mundo entero.

La tradición culinaria de los morelenses se remonta a los primeros pobladores de la entidad, que en su transitar por esta tierra dejaron los indicios de una “cultura del maíz”.

Comer en Morelos

La cocina tradicional morelense reúne lo mejor del pasado y lo combina con el presente, usando tanto el metate como el horno de microondas para elaborar exquisitos platillos como las tortitas de tzompantle o flor de colorín, los tamales nejos, de cabellito o de frijol quebrado.

Probar los hongos con cazahuate o la salsa de jumiles con tortillas azules, sin faltar los frijoles ayocotes con bolitas de masa, el conejo en chileajo, la cecina con crema y queso fresco o el espinazo de cerdo con chiles amartajados, es toda una delicia para el paladar.

Tampoco hay que dejar de lado el mole verde de pepita, el mole estilo Tlayacapan o el mole al estilo Morelos que es elaborado con carnes de cerdo, carnero, ternera y cecina, huilotas en escabeche, tamales de bagre, así como la fruta de horno y las nieves del estado.

En Tetelcingo, las mojarras empapeladas o fritas de Coatetelco, el pozole de garbanzo de Mazatepec y morisquetas (arroz blanco), los tacos acorazados con diversos guisos de Cuernavaca y Cuautla.

La cocina de Morelos tiene tan amplia variedad que sólo se hace agua la boca al escuchar hablar del pipián verde con carnes o las famosas orejitas en pipián (con setas guisadas), la cecina de puente de Ixtla y Yecapixtla con queso, crema y salsa picante, la barbacoa de Amacuzac, el bagre en mixiotes, los tamales típicos picantes y dulces, así como el tamal de mojarra típico de Coatetelco, el clemole rojo de pollo, los frijoles chinos y el puerco en salsa con ciruela criolla típicos de Jojutla de Juárez, el conejo y pollo en chileajo, las famosas quesadillas de Tepoztlán de chapulines, flor de calabaza, hui-tlacoche, setas, adobo de puerco, chicharrón prensado, flor de colorín y demás guisos tradicionales.

¡Salud!

En todo Morelos las bebidas típicas son el aguardiente de Zacualpan, el pulque de Huitzilac, los toritos (una extraña mezcla de alcohol con carne, chile, cebolla y tomate), el tepache, mezcal de Palpan y el rompope de Tehuixtla.

También puede disfrutar de un vaso de acachul (bebida hecha a base de frutillas silvestres similares al chapulín y alcohol), aguardiente, vino de membrillo y nuez, así como vino tinto, rosado y blanco.

Y para quienes no gustan del alcohol, pueden disfrutar de una fresca agua de coco o de frutas de temporada, agua de betabel o “lágrimas de la Virgen” (lima, betabel, lechuga, plátano, manzana y naranja), achocote (elaborada a base de piloncillo y maíz), agua de cacao, agua de cebada, agua de mezquite, balché (atole preparado con maíz y balché que es una corteza fermentada de un árbol nativo del sureste, endulzado con anís o miel) y uvate (se prepara con uvas peladas y sin semillas, canela y azúcar).

Danzas

En el estado de Morelos hay infinidad de danzas de las cuales las más representativas son “El Brinco del Chinelo”, representando una mofa pícara de la conquista Española en México, y el gran colorido en sus indumentarias. “Los Tecuanes”, que es otro de los bailes más agradables del estado, ya que utilizan máscaras representando animales salvajes y sobre todo de un tigre que persigue y se come a un venado llenando de diversión las calles de algunos de los municipios de esta entidad. Pastoras, apaches, retos, Concilios, “El Baile de las Viudas”, y demás danzas que se realizan para cada festejo a razón de buena cosecha, recibimiento de parientes, de conclusión de algún nombramiento escolar, etcétera, así toda la gente acude a una buena comunión danzando.

Traje típico

El traje típico de la mujer de Morelos es sobrio y elegante, tiene cierto toque oriental al combinar la falda de tres pliegues en la parte de atrás, tablas uniformes con una blusa larga. El traje es de dos colores y se complementa con una diadema de flores en la cabeza; el calzado son los huaraches.