×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 1 semana
[Cultura]

Indígenas se resisten a su desaparición

Paúl Garza

Las tribus kikapoo, negros Mascogos y Mazahuas sobreviven en Coahuila...

Imprimir
Indígenas se resisten a su desaparición
Allende, Coah.- A 525 años del Descubrimiento de América, en 1492 Cristobal Colón y sus tres embarcaciones arribaron a este continente que vino a marcar y a transformar la vida de los aborígenes, suceso que ha sido denominado como la fusión de razas y culturas, pero que contrario a la civilización, representó para los nativos el despojo, exterminio y la permanente lucha por preservar sus costumbres, tradiciones e idiosincrasia de algunas etnias que aún sobreviven.

No muy lejos aquí en Coahuila: Las tribus Kikapoo y Mascogos tienen sus asentamientos en la comunidad de Múzquiz, el Nacimiento, gracias a tierras cedidas por el presidente Benito Juárez. Otra tribu más está ubicada en Torreón, se trata de los Mazahuas, a quienes se les atribuye la raíz genética de los nativos de esa ciudad.

La existencia de estas comunidades despertó en los catedráticos Isabela Corona Vallejo y Juan José Balbuena Briones emprender un trabajo de investigación para conocer aún más de la cultura y rituales de los Kikapoo y los Mascogos, asentados en Múzquiz, acompañados de los estudiantes de Antropología de la Escuela Preparatoria “Jaime Lozano Benavides”.

Y del resultado de este encuentro, la maestra Isabela Corona compartió sus impresiones al subrayar, de entrada, que la llegada de los hispanos a México trajo cosas positivas como
negativas.

“En la cultura antigua de nuestro país las costumbres estaban muy arraigadas, eran politeístas, creían en diferentes Dioses, pero de repente les llega algo por completo desconocido; nuestros ancestros tenían sus propios ritos que para los extranjeros no les pareció muy civilizado”.

A partir de ahí, los españoles, así como se maravillaron por tanta riqueza natural, se mostraron contrariados por esas creencias de los aborígenes, por lo que empezaron a imponer sus costumbres y su religión, tratando a la vez de erradicarles ese “sistema de vida”.

La historia registra que las danzas prehispánicas adoraban al Dios de la Lluvia, al Dios del Sol, al Dios de la Guerra, etcétera, los cuales culminaban con sacrificios de seres humanos y de animales, como parte de un ritual que se practicaba con mucho respeto, pero horrorizaba a los conquistadores españoles.

Maestra de Danza y Artes, Isabela Corona describe que de acuerdo a los historiadores, las danzas se caracterizaban con poca ropa, pero muy ornamentales por el uso de joyas según desprenden los vestigios arqueológicos.

“Los españoles, desde luego no venían solos, eran acompañados de otros europeos y esclavos de África que en grupos se fueron asentando en diferentes zonas geográficas, como en Veracruz hay una gran influencia de los negros africanos”.

En Campeche y Yucatán, los bailes tienen semejanza con el flamenco español, mientras en el norte, la polka y la redova viene de Polonia y Checoslovaquia.

Derivado de esta conquista española sobre América se generó toda una mezcla de razas, costumbres y culturas.

En la actualidad, se puede afirmar, todos somos una mezcla de todos, puntualiza, los mismos españoles aprovecharon mucha de la cultura prehispánica e igual los pobladores nativos de los colonizadores.

Precisamente de razas nativas que aún conservan mucho de su cultura están los Negros Mascogos, de raíces afromestizas, traídos por Gertrudis Blues a Múzquiz, maltratados como esclavos por los colonizadores europeos en Estados Unidos, buscaron amparo en tierras mexicanas en compañía de los indios Kikapoo.

Gertrudis Blues era la matriarca de los mascogos de raíces africanas. Profesan la religión cristiana y realizan cánticos de alabanza en un festejo tradicional en Junio de cada año en donde invitan abiertamente al pueblo a compartir sus
costumbres.

Ahí mismo, en el Nacimiento de Múzquiz, están los kikapoo, en donde fueron atendidos por Andrés Aniko, hijo y sucesor del Patriarca Chakoka Aniko, quien accedió al encuentro pero en el exterior de su Congregación, ya que se les caracteriza por su celo y hermetismo de compartir sus creencias y costumbres contrarias a la suya.

Sin embargo, para no decepcionar el trabajo de investigación de los emocionados estudiantes, el actual Patriarca Andrés Aniko, los invitó al Parque la Cascada ahí en Múzquiz en donde respondió y compartió todo lo que querían saber sobre la Tribu Kikapoo.

El joven Patriarca, Andrés Aniko, de dos metros de altura, corpulento y piel morena, con su indumentaria de pantalón y chaleco, e imponente penacho, platicó con los jóvenes a quienes les hizo saber que tienen su propia religión y rituales propios, además de que tienen prohibido mezclarse con nadie que no sea de su raza.

“De lo contrario son expulsados. Practican mucho la meditación y danzas como una forma de contactar con sus dioses”. Entre su hábitat, sus recursos se generan de la ganadería gracias a sus riquezas naturales como el ojo de agua cuyos productos como la carne seca es comercializada con éxito en Coahuila”.

Para cerrar el tema, la catedrática y estudiosa de la cultura prehispánica y antropología, Isabela Corona Vallejo coincidió que muchas de las tradiciones y rituales antes de la conquista española han desaparecido, otras se han preservado a través de la música y la literatura, pero en la danza se ha mezclado como parte de su misma evolución de una cultura con otra.

“En mi caso soy muy amante de la multiculturalidad, amo mi país, las tradiciones y desde siempre he estado comunicada con la cultura, igualmente con las culturas modernas, aunque muchas cosas no me gustan, pero sí me gusta la evolución y la diversidad”.

“Yo tengo un hijo que es afromexicano, de dos continentes diferentes, tiene la fuerza de la cultura africana y la grandeza de nuestra cultura mexicana, pero en general estas fusiones culturales y artísticas nos han venido a enriquecer como mexicanos”, finalizó.

Para saber

• Estudiantes de Antropología visitaron las comunidades en Múzquiz

• Fueron recibidos por el Patriarca sucesor de Chakoka Aniko, su hijo Andrés

• El 12 de Octubre, Descubrimiento de América, mezcló genes y culturas

• Narra parte de esta evolución histórica la catedrática de Antropología de la UAdeC, Isabela Corona Vallejo

• A pesar de la colonización, los aborígenes conservaron mucho de sus prácticas rituales antes de la “civilización”

• Los Negros Mascogos fueron traídos por quien fue la Matriarca Gertrudis Blues al huir de la esclavitud de los colonizadores europeos en EUA.

• Los Mascogos mezclaron sus razas y poco a poco ha ido desapareciendo su autenticidad.

• Los Kikapoo son celosos de sus tradiciones y no se emparentan con nadie contrario a su raza.

• Los Mazahuas tienen su comunidad en Torreón, son origen genético de los primeros pobladores de esa ciudad.

• La colonización trajo cosas buenas y cosas malas, pero al fin dio paso a la multiculturalidad, la evolución y el enriquecimiento cultural en México, apunta la Maestra en Danza y Artes.
TAGS RELACIONADOS:
  • tribus indígenas
  • estudiantes
Imprimir
te puede interesar
[Internacional]
hace cerca de 16 horas
[Nacional]
hace 19 horas
[Saltillo]
hace cerca de 2 horas
similares