San Buenaventura, Coah.- El Comité Central de las Ferias se declara listo para dar inicio a los tradicionales festejos del patrono de San Buenaventura, el próximo viernes 10, donde Melva Leticia I recibirá cetro y corona contando con la presencia del cantante Napoleón.

Así lo dio a conocer el presidente del comité, Santos Faz Escareño, quien invitó a la comunidad en general y municipios vecinos a ser partícipes de los tradicionales festejos.

Autoridades municipales, estatales y federales, han sido invitados para inaugurar oficialmente la edición 65 de la feria, la cual espera capturar la atención de por lo menos 30 mil almas el primer fin de semana.

La presencia del edil David Álvarez Jiménez, en conjunto con invitados especiales, inaugurarán con el corte de listón estos festejos, para dar paso después al tradicional brindis.

“Esperamos que en esta edición la afluencia rebase el promedio de 180 mil personas que nos visitan de todas las regiones, esto lo calculamos en base a experiencias pasadas y al gran prestigio que tiene nuestra feria”, señaló Faz Escareño.

Indicó que la Plaza de Toros se encuentra lista para albergar a las más de 7 mil personas que presenciarán la coronación de Melva Leticia I, así como el desfile de las embajadoras de los municipios vecinos.

Detalló que dentro de la ceremonia, además del artista Napoleón, se contará con la presencia del comediante regio, José Luis Zagar, así como del ballete folclórico de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Subrayó que se encuentran a la expectativa de la apertura de la Exposición Ganadera, que año con año se ha convertido en un gran atractivo.

“No sabemos los motivos que empujen a la Asociación Ganadera Local, para cerrar este espacio, nosotros nos mantenemos al margen y esperamos que la decisión sea abrir el lugar pues es una parte significativa de la Feria de San Buena”, dijo.

Finalmente, agregó que para seguridad de todos los asistentes, un promedio de 100 elementos policiacos vigilarán el transcurso de los festejos para mantener el orden y prestar auxilio inmediato a quien lo requiera.