Tags: sebastián romo, saltillo, coahuila


México, D.F.- El hartazgo puede ser un poderoso detonador. Lo fue para Sebastián Romo, un artista que harto de escuelas sin imaginación abrió su taller de escultura y lo convirtió en un sitio de educación y creación artística para alumnos de diversos perfiles y formaciones.

El Atelier Romo, que así se llama el espacio de la colonia Condesa, tiene como credo el roce entre disciplinas, de modo que los estudiantes aprenden geometría, fotografía, dibujo e historia del arte, entre otras materias, pero también cocinan, miran películas y fabrican obras, como las que expondrán el próximo jueves en la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS).

Los trabajos que albergará el recinto de Polanco el 21 de junio, a las 20:00 horas, entreveran la moda, el muralismo mexicano, la plástica de David Alfaro Siqueiros y el arte público.

“Nos parece importante la moda como una extensión del muralismo al ser una forma de arte público. No se habÌa revisado a ningún artista moderno mexicano desde el espectro de la moda”, señala Romo, fundador del Atelier, palabra que remite precisamente a la experiencia de aprendizaje en el taller de un artista.

La muestra, que contó con la colaboración del Fashion Institute of Technology de Nueva York, reúne propuestas como la de Ivana Heredia, quien prescinde de las costuras y emplea plantas arquitectónica en lugar de los tradiciones patrones de ropa.

Pero todos las creadores exploraron el concepto de poliangularidad dinámica en Siqueiros, relacionado con el movimiento, para aplicarlo en sus prendas, detalla Romo.

“Lo importante, más allá de cada obra, es la experiencia de aprendizaje. Es fundamental aprender haciendo. Y en este cruce de disciplinas, cuando un cineasta confronta una máquina de coser amplía sus posibilidades de aprendizaje y cuando una diseñadora de modas utiliza un taladro, cambia su noción de los materiales con los que puede construir una prenda. Allí se abre la interdisciplina”.

Por eso la exhibición optó por el título de “Cross-Pollination”, término que alude al intercambio de polen entre las plantas.

“Como el modelo educativo actual está agotado, el verdadero aprendizaje está en el roce entre disciplinas, en la polinización”, insiste el escultor.

Más información sobre este espacio puede encontrarse en Facebook/atelier.romo y en http://www.atelier-romo.com