Tags: irina shayk, cristiano ronaldo, cr7


Ciudad de México.- A Cristiano Ronaldo poco le puede importar la crisis porque él sabe bien cómo invertir su dinero sin tener que mirar los ceros que puede haber en un precio, da igual que la cifra sea desorbitada porque gracias a su buen trabajo sobre el terreno de juego puede contar con una cuenta corriente de lo más abultada.

Su inversión más reciente ha sido una casa valorada en cuatro millones de euros, una auténtica mansión en pleno corazón del Parque Natural de Pereda-Geres en el norte de Portugal, que se convertirá en el nido de amor fuera de España para el futbolista y su novia, la modelo Irina Shayk. El jugador portugués ya está preparando la gran fiesta de inauguración a la que acudirá su familia y la de Irina Shayk.

Y siguiendo con su afán por invertir, también contará con su propio negocio: una discoteca en El Algarve que tendrá el nombre de Seven, por el número que el portugués lleva en su camiseta del Real Madrid. La imagen de la discoteca será alguien muy cercano al jugador: Irina Shayk anunciará por todo el mundo el nuevo local de su chico. Una apuesta que huele a éxito para una de las parejas de moda.