×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 3 años
[Literatura]

Janne Teller muestra voz interior

Sylvia Georgina Estrada

La escritora considera que la sociedad necesita un cambio de dirección

Imprimir
Saltillo, Coah.- Janne Teller es una visitante asidua de México. Apenas en marzo pasado estuvo en Mérida y hace unos días visitó la Ciudad de México para formar parte de la cartelera del Hay Festival.

Los libros de la danesa son leídos con pasión por jóvenes que se ven reflejados en sus historias, en especial en su novela Nada, una obra que mueve a la reflexión y que Teller hubiera deseado leer en la adolescencia, cuando intentaba hallar respuestas a sus inquietudes en los libros de Albert Camus, Fiódor Dostoievsky o Herman Hesse.

Ahora, Teller tiene en el mercado mexicano un nuevo título, Todo (Seix Barral, 2014), una serie de cuentos que muestra que es posible crear un espacio donde no exista la violencia o el miedo, en el que nuestra voz interior no sólo sea escuchada por nosotros mismos, sino por quienes nos rodean.

-En Todo aparecen, a lo largo de los ocho relatos, voces con historias y preocupaciones distintas, pero tienen en común los conflictos que enfrentamos todos los días: el amor, la tristeza, la soledad, el desamparo....

“Todas las historias son acerca de personas que han perdido el sentido de estar conectado a la sociedad que los rodea. El punto es que ellos están buscando esa conexión pero no tienen una guía que los ayude a encontrarla.

“Pero cada historia tiene su propio tema, la primera es acerca de la violencia sin sentido; la de Los Pájaros, las Flores, los Árboles, es de sobre el control de identidad, de la inmigración; Luz Amarilla es sobre la esclavitud moderna. Los relatos tienen en común que son protagonizados por personajes que están en busca de ese 'Todo', ese espacio de paz y armonía en donde no existe el miedo”.

-La historia de La Alfombra Turca, protagonizada por una niña pequeña me recordó un poco a Nada, en el sentido de que la niñez se siente apartada, desconectada del mundo adulto. Tal vez los jóvenes buscan este tipo de historias por que se ven reflejados en ellas...

“En mi generación la sociedad pensaba en hacer más dinero, este capitalismo feroz que está arruinando el planeta, y creo que la gente joven puede ver que algo está mal. Cuando voy a otros países y me encuentro con estos jóvenes que tienen conexión con Nada, siempre hablan sobre esta búsqueda de mejores valores, algo que tenga significado, porque no tienen a dónde mirar.
“Hoy en Europa existe toda una generación de chicos que tienen problemas de alimentación, que se cortan a sí mismos, que sufren depresión, vemos a un adolescente de 15 años que toma antidepresivos. La sociedad tiene serios problemas.
“Siento que estamos viviendo en una sociedad que no es muy buena para los seres humanos, que no está dando lo mejor y no cambiará a menos que hagamos algo. Por eso creo que los jóvenes están buscando otra dirección que no encuentran en este momento en la sociedad adulta. Decimos que los jóvenes no se toman las cosas en serio, pero en realidad sucede lo opuesto, se lo toman tan en serio que escriben sobre los grandes temas, me impresionan las preguntas, totalmente válidas, que plantean, que son nuevas. Es esperanzador ver que tal vez una nueva dirección venga de ellos”.

-Hablas de jóvenes de 15 años, pero en Nada vemos como niños de 10 y 11 años tienen problemas que antes sólo atribuíamos a personas mayores. Me parece que la niñez está creciendo muy rápidamente en el siglo 21…

“Definitivamente, porque la presión sobre ellos es enorme. En la sociedad de hoy prevalece el valor de que lo importante es ser el número uno, ser el más rico, el más famoso, el más hermoso. Hay mucho estrés en convertirse el número uno, además, apenas lo consigues y 10 minutos después ya alguien atrás de ti presionándote para quitarte ese lugar, no se ve una solución.

“Si lo analizas, esto significa que el 90% de nosotros no tiene valor de acuerdo con estos estándares sociales, es lo que las sociedad nos está diciendo en este momento y eso es lo que tiene a los jóvenes con tanto estrés, porque se les pide algo que es imposible de lograr.

“Es necesario que ellos sepan que cada persona tiene su valor particular y que puede contribuir en forma positiva a la gente que lo rodea, a la sociedad, y eso es lo que importa. Este concepto del que hablábamos, 'Todo', significa estar en un lugar el que te sientes conectado con la sociedad, contigo mismo, en armonía, en paz; es exactamente lo opuesto de competir. Debemos comprender que contribuimos sólo con dar, sólo con ser. Creo que si podemos manejarnos en ese espacio podemos permitirle a los jóvenes ver otras opciones, volar.

-La primera historia que aparece en Todo es perturbadora, habla sobre esta violencia sin sentido de la que hablamos hace un momento. En nuestro país vivimos este tipo violencia todos los días, ahí está el caso de los 43 Normalistas de Ayotzinapa, por eso me parece que tu libro conecta muy bien con los lectores mexicanos...

“Es muy interesante lo que dices, pues escribí ¿Por qué? pensando en la sociedad danesa que es muy igualitaria, no tenemos grandes crímenes, pero también está este sinsentido, el de un tipo que comete crímenes sólo para ver qué dice la sociedad. Es interesante que la historia se mueva aquí tan bien, aunque la violencia en algunos países tienen una razón, la pobreza, incluso el narcotráfico, pero también es cierto que no está muy lejos de volverse absurda.

“Cualquiera razón que haya atrás de la desaparición de los 43 estudiantes, de que los mataran, de que este hecho sea aceptado por las autoridades, es absurda, es una violencia sin sentido. Esto no es aceptable y no importan las razones, si hay dinero, drogas, poder o secretos atrás, solamente no es aceptable.

“Ete caso es muy complicado, porque necesitas un sistema de justicia que funcione, no es sólo tener una democracia con un presidente al que elegiste, es tener un sistema de justicia independiente y justo, porque de esa manera todo lo demás podrá estar en su sitio. No hablamos de partidos, sino de tener un sistema legal confiable”.


-Ahora que has visitado el país desde Mérida hasta Nuevo León, y has estado en Guadalajara y el DF ¿cómo ha sido tu experiencias con los lectores mexicanos?


“Me encanta venir a México, de hecho esta es mi séptima u octava visita en muy pocos años. Creo que los lectores de aquí son muy serios, que se toman los libros muy en serio y eso es genial para un escritor.

“Me encanta venir aquí y discutir con gente de todas las edades, me siento muy inspirada por los lectores mexicanos. En Guadalajara hablé con mil jóvenes y no son nada tímidos para hacer sus comentarios, muchos de ellos me hablaron directamente en inglés, preguntando sobre grandes temas, como el significado de la vida, estoy muy impresionada. Los lectores, de cada lugar de México que he visitado siempre se conectan conmigo de muchas maneras, así que no puedo pedir nada más”.
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares