Tags: vacaciones, seguridad, secuestro, plagio, jóvenes, hidalgo, detenidos, coahuila, autosecuestro


Huejutla de Reyes, Hidalgo.- Por simular estar secuestrada, planeándolo con un ex novio y dos amigos más, para obtener de sus padres 250 mil pesos y así pasar unas gloriosas vacaciones de verano, una joven mujer y sus cómplices fueron detenidos.Fuente: Lapoliciaca.com

Del caso se refiere que inicialmente personal de la Coordinación de Seguridad Estatal, Delegación Huejutla, informó que habian recibido informacion que en la Calle Javier Rojo Gómez, Colonia 5 de Mayo, en el cuarto número 10, se encontraba una mujer que había sido secuestrada.

Por ese motivo los agentes se trasladaron al lugar donde ya se encontraban elementos de la Policía Municipal, quienes corroboraron la presencia de Arely Soto Hernández, de 19 años de edad, con domicilio en la colonia CNC del municipio de El Higo, Veracruz.

La jovencita dijo que el 09 de Julio del año en curso, salió de su domicilio, para comprar masa, pero en el camino alguien llegó por atrás, colocándole un cuchillo en la cintura y le dijo que no hiciera nada obligándola a subirse a un vehículo blanco en el asiento del copiloto, pero alcanzó a ver que en el asiento trasero iban dos sujetos.

Posteriormente refirió que la vendaron de los ojos, pero le quitaron la venda porque iban a pasar por un reten de la policía, y le indicaron que si los paraban para revisarlos dijera que quien manejaba el vehículo era su novio.

Una vez que pasaron el reten, relató que la vendaron nuevamente y que la llevaron al monte, pero luego la trasladaron a la habitación de un hotel o algo similar, donde le indicaron que se sentara en el suelo, le ataron las manos con cinta canela y la amordazaron, permaneciendo en ese lugar donde la privaron de su libertad por tres días.

Agregó la agraviada, que desde el día que la ingresaron a esa habitación, la golpearon al tiempo que le pidieron los números telefónico de sus familiares para contactarlos, que después hablaron con su papá a quien le exigieron trescientos mil pesos, para respetar su vida y liberarla, pero lo amenazaron al decirle que si no entregaba dicha cantidad, matarían a su hija.

Así mismo indicó que le pidieron que hablara con su papá y su hermana, pero uno de los sujetos la golpeaba para que escuchara que la estaban maltratando; diciéndole a sus familiares, que cooperaran para que no le hicieran daño, comentándole su papá que únicamente juntaron ciento cincuenta mil pesos para su rescate.

En base a la mecánica, la actitud tranquila e inverosímil en que la agraviada narró los hechos, los agentes investigadores decidieron el traslado de la presunta víctima del plagio a las oficinas de Coordinación de Investigación para continuar con la entrevista.

Inicialmente, se dio aviso a su familia para informarle que Arely se encontraba bien de salud. Entonces, uno de los hermanos de la mujer manifestó que hace 15 días habían hurtado en casa de otra de sus hermanas y, al parecer, Arely estuvo involucrada en ese ilícito.

Posteriormente se contactó al comandante de la Policía Ministerial del Higo, Veracruz, quien refirió que tras recibir la denuncia de los familiares de la joven, detuvieron a los participantes del secuestro en el momento que se dirigían a esa localidad para recoger el rescate. Al ser interrogados, Arely fue señalada por sus cómplices como quien también participó en el robo de dinero, en agravio de su hermana Mireya Soto Hernández.

Arely termino por confesar que con un ex novio planeó su secuestro para poder irse de vacaciones con ellos, y que ella misma escribió un mensaje dirigido a su papá para que cooperara, pero al tercer día del plagio todos se salieron del cuarto y la dejaron ahí, por lo que pidió ayuda a un vecino, quien llamó a la policía.

Finalmente aceptó que de la casa de su hermana Mireya hurtaron dinero en efectivo, desconociendo la cantidad exacta, así que Arely Soto Hernández fue presentada en la agencia del Ministerio Público, donde se definirá su situación legal.