Piedras Negras, Coah.- Con bancas en mano, paraguas y todo lo necesario para pasar tarde y noche, padres de familia se apostaron en las puertas de la escuela primaria Ignacio Manuel Altamirano para inscribir a primer año a su hijo hoy a las 8 de la mañana, que abre recepción la dirección.

Carlos Sánchez es un padre de familia que quiere que su hijo estudie en la escuela Ignacio Manuel Altamirano, pero sabe que el cupo está saturado, son sólo 40 espacios para los niños de nuevo ingreso que no tienen hermanitos en el plantel.

Agregó que no le interesa estar haciendo fila desde el mediodía del lunes, porque quiere ser el primero en la lista de personas que inscribirán a su hijo, ya que sólo hay 40 lugares.