×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 5 años
[Lucha Libre]

Las cholitas luchadoras de Bolivia

Sin Embargo

Las cholitas luchadoras de Bolivia son mujeres que visten trajes típicos.

Imprimir
México, D.F.- Las cholitas luchadoras de Bolivia son mujeres que visten trajes típicos: una falda llamada “pollera” que tiene cinco capas, un sombrero parecido a un bombín, joyas y mantos tejidos minuciosamente. Este fenómeno se gestó de la lucha libre clásica y comenzó en el año 2002, cuando algunos organizadores de estos eventos decidieron incluir mujeres.

A uno de estos “visionarios” se le ocurrió la idea al ver un día una pelea en la calle de dos señoras cholitas y ver que nadie las separaba. ¿Quién fue este visionario? Nadie lo sabe, pero casi todos los que organizan eventos de lucha libre en el país afirman ser los inventores de esta colosal y singular forma de pelea dentro de la lucha libre boliviana. Lo que si está claro es que al hacerlo crearon una “marca” única en el mundo que ha llevado la historia de estas mujeres a rincones del mundo que quizá ellas ni sepan que existen.

Carmen Rosa es propietaria de un local de antojitos en el centro de La Paz y la conocen como “La Mamacha”. “Este restaurancito es lo que me da cierta seguridad económica, aunque a mí lo que me gusta es luchar”, dice “La Mamacha” a Vice.

Carmen Rosa es sin duda la pionera de este deporte, que ya con 45 años dice que le toca ceder el testigo a su hija, “si es que quiere”. En la población de El Alto, ciudad dormitorio de la capital boliviana, tiene lugar el evento de lucha libre especial.

El sitio está repleto de familias enteras que van a pasar una tarde diferente. Carmen Rosa llega y muchos hombres se le acercan a pedir autógrafos. Por cada lucha Carmen Rosa gana 15 dólares.

Llega la pelea que todo el mundo espera entre Carmen Rosa y La Paceña. Bailan antes de llegar al ring, con toda su indumentaria perfecta, encajes, sombrero y faldas. Se plantan en el cuadrilátero y el árbitro da las indicaciones de rigor. Se suceden las clásicas llaves y contrallaves que en México ya estamos acostumbrados a ver en nuestra lucha libre.

Pero mantener todo esto con el peso de sus “polleras” es algo importante, porque no son lo que se dice unas atletas que entrena a diario en un gimnasio, son como cualquiera de las cholitas que están en el público y en las calles de la ciudad.

TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace 2 horas
[Piedras Negras]
hace 2 horas
similares