Por Valentín Valdés / Armando Montalvo
Zócalo Saltillo

Barroterán, Coah.- Las autoridades judiciales de Coahuila confirmaron que en el enfrentamiento entre secuestradores y policías suscitado ayer en Barroterán, el plagiario muerto era el líder de la banda.

La refriega se desató cuando los secuestradores pretendían cobrar el rescate de un empresario, quien finalmente fue liberado por los elementos de la Procuraduría General y trasladado a Monterrey para ser atendido.

Al cierre de esta edición, agentes del Grupo Especial Antisecuestros, agentes ministeriales y elementos de la Policía Estatal participaban en los operativos de búsqueda para ubicar a los plagiarios que lograron fugarse el día de la balacera, y a quienes las autoridades califican como delincuentes peligrosos.


FRENETICA BUSQUEDA DE SECUESTRADORES
Delincuente muerto en enfrentamiento
con la policía lideraba a plagiarios


La Procuraduría General de Justicia del Estado estableció que Héctor Estrada Castillo, alias “El Chino”, era el líder de la banda de secuestradores cuya zona de operaciones era la Región Centro y que quedó desmembrada tras el rescate de un empresario transportista monclovense. El resto de los plagiarios siguen prófugos y escondidos en algún punto de la Región Carbonífera.

Jesús Torres Charles, titular de la dependencia de justicia, informó que como resultado de una amplia investigación consiguieron liberar al transportista el martes en la tarde, luego de que éste fuera privado de su libertad el pasado sábado.

Hasta el momento, 60 policías, entre ellos de la Dirección General de Investigación en Delincuencia Organizada y Secuestro, varios comandantes de la Policía Ministerial y un grupo de elementos de la corporación preventiva estatal participan en las pesquisas en aquella región.

“Realizamos las operaciones de inteligencia y las investigaciones necesarias; sabíamos hacia dónde iban los responsables”, dijo el procurador, quien agregó que el rescate ocurrió en el poblado San José de Aura, donde se recuperó parte del dinero que exigieron los secuestradores. Ahí comenzó la persecución.

“Uno de ellos llega a La Florida; en ese punto se produce el tiroteo con cuatro individuos que portaban arma largas automáticas tipo AR-15, una metralleta semiautomática y una pistola calibre 45”, manifestó.

El cabecilla de la banda, Héctor Estrada Castillo, recibió un impacto de bala en la cabeza y dos en las piernas. Otro de los delincuentes recibió impactos de bala en el hombro y en la cabeza, pero este último alcanzó a huir hacia la sierra.

Torres Charles explicó que durante la intercepción del comando de secuestradores, al frente de la persecución iba una patrulla tipo Tsuru de la Policía Ministerial, por lo que son estos elementos los que reciben el primer ataque, teniendo que bajar de la unidad hasta retirarse y ponerse en lugar seguro, a fin de responder.

“Los policías se hacen hacia los lados, pero el delincuente alcanzó a llegar y huye en una patrulla, la cual deja a unos 20 kilómetros, en un cañón y se mete al fondo del mismo, ya era de noche y fue imposible seguir la búsqueda”, comentó.

Los policías ministeriales encontraron ayer un rastro de sangre con notables charcos que se perdieron cuando llegaron a un camino pavimentado de la zona dominada por minas y tajos de carbón.

Para el Procurador el secuestrador herido fue llevado en una camioneta, pues seguramente alcanzó a pedir apoyo mediante un teléfono portátil. “Es una banda de delincuentes regionales que operan en las regiones Centro y Carbonífera. El líder era originario de Palaú, pero tenía su domicilio era Piedras Negras, aunque sabemos que vivió en Monclova y laboró como policía municipal”, agregó Torres Charles.