México.- A partir del 1 de enero, los bancos no podrán pagar cheques al portador expedidos por montos de 20 mil pesos o más, como parte de las medidas que han implementado las autoridades del país para disminuir los delitos a través de estos documentos.

El Banco de México (Banxico) dio a conocer hoy que partir del 1 de enero de 2009, los cheques por cantidades iguales o superiores a 20 mil pesos, deberán ser nominativos.

Dicha disposición forma parte de las reformas que aprobó el Congreso de la Unión a las leyes de Instituciones de Crédito, General de Títulos y Operaciones de Crédito y la Orgánica del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos.

En estas modificaciones se estipula que el Banco de México determinará el monto a partir del cual los cheques deberán ser nominativos.

De acuerdo con especialistas, entre los fraudes más comunes en México se encuentra el robo de cheques, pues se pueden alterar fácilmente la rúbrica del tarjetahabiente y cobrarlos al portador, para evitar proporcionar alguna identificación.