La imaginación del Chavo del 8 y sus amigos no tiene límites y por eso sus juegos son muy divertidos, aquí te dejamos algunos de ellos, presta atención saca e ideas y juega con tus amigos.

Sastrecillo Valiente
El Chavo acomoda unas latas vacías en el patio de la vecindad y dice que allí estaba el gigante que tenía prisionera a la “principita”.

Astronautas
Don Ramón obliga a que el Chavo juegue a los astronautas, para que lo ayude cuando venga el Señor Barriga a cobrarle la renta, por eso cuando el Chavo grite: “Ya llegó el platillo volador”, quiere decir que el señor Barriga esta cerca, y don Ramón al escucharlo, se esconde en el baño de su casa. El Chavo hace su nave con el barril, mientras que Quico sube y baja el switch de la vecindad para aparentar el despegue y con esto lanzar al Chavo hacia la luna.

Encantados
Cuando la Chilindrina los toca quedan inmóviles y sólo se movilizan cuando les tocan la cabeza.

Buscar Tesoros Escondidos
El Chavo y Quico, creyendo que son unos piratas, hacen un agujero en el otro patio de la vecindad para buscar tesoros escondidos y escarbaron tanto que rompieron una tubería.

Fotógrafos
El Chavo es el fotógrafo y Quico quiere que le tomen la foto, pero para esto dice ser un general de división, que está montado en su caballo; pero la Chilindrina le dice que mejor se imagine estar en una fortaleza, con una carabina y a punto de disparar.

Piratas
El Chavo utiliza su barril como la lancha, la escoba como el remo, y le coloca una bandera dibujada con una calavera; dice que está remando para ir a la isla del tesoro.

Balero
Juegan el Chavo y Quico a los 100 puntos. El Chavo solamente hace 30 puntos y Quico hace 35, pero con trampa.

Orquesta
El grupo se llama: “El Trío de Tres Tercero”, Quico está con la batería y le presta su violín a la Chilindrina, y ella le presta una trompeta al Chavo, aunque él también tenía una matraca.

Chapulín Colorado
Proponen jugarlo y el Chavo elige ser el Chapulín Colorado, en dos capítulos distintos, tanto Ñoño como la Chilindrina quieren ser el Chapulín, pero el Chavo en sentido de burla los compara con el “botellón colorado” a Ñoño y la “cucaracha verde” a la Chilindrina.

Bomberos
El Chavo imagina ser el chofer de la motocicleta y Quico el chofer de la ambulancia; ambos hacen los sonidos respectivos y esto causa que asusten a don Ramón.
Luego utilizan la casa de Quico como “la casa que se está quemando”. Quico al pedir auxilio porque su casa se quema, aparecen El Chavo y la Chilindrina, que son los bomberos; pero en este momento aparecen doña Florinda y el Profesor Jirafales y ambos, sin saber que se trata de un juego, tratan el tema con toda la seriedad del caso. Al darse cuenta de la confusión, se averguenzan con los niños.