Tags: saltillo, lucha reyes, coahuila, arte


Saltillo, Coah.-“En la tierra mexicana/ nos morimos entonando una canción./ Los rebozos son cananas y las balas y el rugido del cañón”, cantaba Lucha Reyes con su voz de ruiseñor. Desde que pisó el escenario, el público se enamoró de ella. La lluvia de aplausos la siguió por las carpas donde, aún niña, la artista se presentaba. La siguió, además, a los Estados Unidos en la búsqueda de sus sueños.

De temperamento poderoso, “La Reina del Mariachi” fue la gran pionera de la canción mexicana. Por desgracia aquella mujer que invadía las páginas de los periódicos y que aparecía en las películas junto a Jorge Negrete, es reconocida por pocos como la “inventora” del género bravío. Por eso Alma Velasco escribió “Me Llaman la Tequilera” (Suma de Letras), una novela que narra la historia de esta artista que antes de cumplir los 40 años se quitó la vida al ingerir 25 nembutales entre tragos de tequila y cumplió con los versos de su canción: “Ay!, yo me muero donde quiera;/en la raya la primera,/yo me juego el corazón”.

-Lucha Reyes vivió un México que se recuperaba del pasado, había una búsqueda de identidad. ¿La artista marcó a la época o la época a la artista?

“Fue mutuamente. Esa es la época dorada de la conformación de la vida artística y cultural de México. Lucha Reyes es parte de ese movimiento postrevolucionario que toman todos los artistas para darle una nueva personalidad a nuestro país. La gran aportación de ella es que crea la canción ranchera. Ella va a incorporar los movimientos de las soldaderas, lo bravío, cantar hacia arriba, los tonos de despecho hacia el hombre. Todos estos gestos que sí se vieron muy de las mujeres envalentonadas de la revolución. Otra de sus aportaciones es que fue la primera que graba incorporando el sonido de la trompeta en el mariachi. Ahorita es lo que realmente le da un rostro al mariachi mexicano. Ella va a influenciar en el medio y el medio en ella. Llega a ser la cantante de música mexicana más importante de su época”.

-En la novela vemos a Lucha Reyes que brilla en los escenarios, mientras que Luz Flores no puede con el dolor y el alcoholismo…

“Lucha tiene un problema de alcoholismo, ahora se sabe que es una enfermedad, en aquella época ni se pensaba en eso. Podríamos decir que tenía periodos de depresión y creo que ella tuvo muchísimos momentos de gozo. No siempre estaba así de perdida. Le duraba un periodo de gozo, el tiempo en el que, casi siempre, su pareja la aguantaba, porque sí terminaban rechazándola por motivos relacionados con el alcohol. Ella no fue todo el tiempo una mujer oscura, era muy familiar. A pesar de los problemas con su madre y que no supo quién era su padre, ella gozaba. Lucha fue una mujer muy pródiga en su canto y su sentido del humor. Era una mujer muy chispa y eso la hacía que a donde ella llegaba era el alma de la fiesta”.

-¿Cómo fue el trabajo de investigación para darle vida y voz a Lucha?

“Quería intentar un rescate de ella y revalorar su importancia como fundadora de la canción ranchera. He trabajado el personaje durante 20 años. Recopilé mucha información, tengo prensa de la época fotocopiada, me permitieron entrar a archivos y sé muchísimo de su vida porque entrevisté a gente que la conoció en aquella época. Con eso he ido conformando una serie de hechos que son absolutamente comprobables o directamente recibidos de alguien en quien sí confío. Lo demás fue encontrarle la voz a Lucha Reyes con quien yo me identifico en muchos sentidos, y recreando una personalidad totalmente viva”.

-¿Qué representa Lucha Reyes para la mujer mexicana?

“Creo que es una figura donde las mujeres podríamos detenernos a pensar en una cosa fantástica y otra terrible. Terrible cuando te puedes perder por alguna situación, como una depresión de esas que te duran muchísimo o el alcoholismo. La otra parte es de una mujer de otra época en la que  esto no se acostumbraba y se atrevió a luchar, es una manera de decirlo porque realmente no lo hizo con un sentido, de una  pelea. Fue tomando decisiones que la llevan a conformar esta personalidad que le permite ser esta enorme cantante”.