Tags: venezuela, nicolás maduro, hugo chávez, elecciones, diego maradona, comicios electorales, coahuila, caracas, campañas


Caracas.- El astro del fútbol argentino Diego Maradona visitó hoy la tumba del exmandatario venezolano Hugo Chávez, fallecido el 5 de marzo, y pidió desde allí a los venezolanos que voten por el presidente interino y candidato oficialista, Nicolás Maduro, en los comicios de este domingo.

"Sigan la lucha que físicamente él no está, pero con Maduro, con Nicolás, vamos a seguir, vamos a seguir en la línea de no dejarnos pisotear por nadie. Y por sobre todas las cosas, la gente en las urnas el domingo tiene que reafirmar los conceptos de Chávez a través de Nicolás", dijo Maradona al canal estatal VTV.

Desde el "Cuartel de la Montaña", al oeste de Caracas y lugar desde el que Chávez comandó en 1992 un fallido golpe de Estado y donde hoy reposan sus restos, Maradona dijo también que Chávez le dejó "una amistad" y "una sabiduría política increíble".

Maradona presenció -junto a Maduro, otros miembros del gobierno venezolano y algunos familiares de Chávez- el disparo de una salva en honor a la memoria del fallecido líder, un ritual que se repite cada día a las 16:25 (hora local), la hora exacta de su muerte.

"Ha sido muy emocionante hablar con Diego porque el comandante Chávez también lo quiso mucho a él", dijo por su parte Maduro a VTV, explicando que el astro argentino visitó el sarcófago donde fue enterrado Chávez y una exposición de fotografías sobre la vida del exmandatario.

Maduro y Maradona vestían camisas blancas tipo guayabera, muy típica de los países caribeños. "Hugo Chávez ha cambiado la forma de pensar latinoamericana porque prácticamente nosotros éramos entregados a Estados Unidos (...) y él nos metió en la cabeza que podíamos caminar solos", añadió Maradona, que también recordó algunos momentos vividos junto a Chávez.

El astro del fútbol ya participó el jueves en el multitudinario cierre de campaña de Maduro para los comicios presidenciales de este domingo, al que se presentó ataviado con una gorra con los colores de la bandera venezolana y una camisa roja, el color de los chavistas, estampada con el número 10.

Maduro, favorito en la mayoría de las encuestas, se medirá el domingo al opositor Henrique Capriles, que perdió por 11 puntos porcentuales las presidenciales de octubre de 2012 ante Chávez, tras una campaña muy marcada por la imagen del fallecido presidente.