México.- Las imágenes se quedaron grabadas en la memoria de más de uno: Paco Stanley ensangrentando, sin vida, en el asiento del copiloto de su camioneta. La visita a un restaurante se convirtió en tragedia.

Era el 7 de junio de 1999 y la noticia conmocionó al mundo de la farándula. Desde el móvil del asesinato, el presunto complot de Mario Bezares hasta nexos con el narcotráfico se manejaron como teorías del crimen.

Lo cierto es que hasta la fecha y tras el paso por prisión de Paola Durante, el propio Mario Bezares y Erasmo Pérez Garnica, alias "El Cholo", hasta ahora no se sabe quién ordenó el asesinato de Paco Stanley ni por qué.

Sin embargo, su caso no es nuevo en el mundo de la farándula. En la década de los ochenta, Víctor Yturbe "El Pirulí" fue asesinado a las puertas de su residencia por tres personas.

El domingo 29 de noviembre de 1987 Yturbe descansaba en su casa de Las Arboledas viendo la televisión cuando tocaron la puerta de su casa. El cantante se apresuró a abrir y de pronto los tres sujetos le dispararon a quemarropa.

Hasta el momento, y al igual que con Stanley, no se han encontrado a los culpables del asesinato y la policía señala que se debió a problemas con el narcotráfico.


Entre cantantes te veas

En los últimos años, sin embargo, han sido especialmente afectados por muertes violentas los cantantes del género grupero.

Basta recordar el caso de Valentín Elizalde, muerto a finales de noviembre de 2006 en Reynosa, Tamaulipas.

"El Gallo de Oro" regresaba de su presentación en el palenque de esa ciudad cuando dos camionetas le cerraron el paso a su vehículo. Entonces, tres personas descendieron de las unidades y comenzaron a disparar contra la camioneta del cantante. Elizalde falleció de manera instantánea.

Igual de impactante resultó, un año después, la muerte de otro cantante grupero: Sergio Gómez, vocalista de K-Paz de la Sierra.

Primero se informó de su secuestro a la salida de una presentación en Michoacán. Horas después fue encontrado su cuerpo con evidentes huellas de tortura.

De nuevo, las especulaciones. En aquel momento se dijo que Gómez estaba relacionado con la mujer de un narcotraficante y que fue advertido de no presentarse en Michoacán, amenaza que él ignoró.

En la lista también se encuentra una mujer grupera: Zayda Peña Arjona, quien fue ejecutada sólo unos días antes que Sergio Gómez.

La cantante se encontraba en un motel cuando un sujeto ingresó a su habitación y le disparó. Zayda fue llevada a un hospital y ahí mismo entraron otras personas a rematarla.

En este caso, también sin esclarecer, se dijo que Peña Arjona tenía una relación homosexual con la pareja de un narcotraficante.