Tags: saltillo, policia saltillo, coahuila


Saltillo.- Su jornada laboral terminó una hora antes de la medianoche, sin contemplar que su camino a casa se vería interrumpido después de que un disparo de arma de fuego lo privaría de la vida; tras el deceso, las contradicciones de quienes lo acompañaban tornaron la historia confusa para las autoridades.

Y es que a decir de los acompañantes de Erick Adán Flores Montiel, de 20 años, con domicilio en Chalco 1292, de la colonia Jardines de Analco, en Ramos Arizpe, se encontraban estacionados sobre el bulevar Luis Donaldo Colosio, antes de Venustiano Carranza.

Esto debido a que la camioneta Ram gris 1992, en la que viajaban, sufrió una avería, por lo que los cuatro tripulantes descendieron de la unidad con el objetivo de revisar la manguera del gas.

Pero a decir del resto de los tres tripulantes, al estar sobre el mencionado bulevar, una camioneta de reciente modelo circuló cerca de ellos y repentinamente diversas detonaciones en contra de Erick Adán terminaron por lesionarlo de gravedad.

Así que según ellos, en cuanto pudieron abordaron un vehículo de alquiler y trasladaron al lesionado al Hospital Universitario, donde después de varios minutos falleció.

Posteriormente llegaron elementos del Cuarto Grupo de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia, quienes tomaron conocimiento en torno a lo sucedido, por lo que regresaron al lugar de donde se supone fue la agresión.

Transcendiendo que no se ubicaron casquillos percutidos, además de que personas cercanas al lugar aseguraron no escuchar detonaciones de arma de fuego, como aseguraron elementos de la PGJE.

Autoridades investigan el caso con el objetivo de deslindar responsabilidades, trascendiendo que las versiones de los primos de Flores Montiel cuenta con algunas irregularidades, mismas que se investigaran en el transcurso de las próximas horas.