×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 2 años
[Fallecimiento]

Muere ‘Chavita’ Díaz; La música fue su vida

Orquídea López Allec

La música fue su vida y es así como se le recordará a “Chavita” Díaz...

Imprimir
Piedras Negras, Coah.- La música fue su vida y es así como se le recordará a “Chavita” Díaz, uno de los cantantes más queridos, quien es recordado con canciones como Mala Hierba, la cual precisaba que era como su amuleto.

Nació el 25 de diciembre de 1947 en Zacatecas, pero él decía que se sentía de Coahuila y más de su Piedras Negras querido, a donde llegó a vivir desde que era muy pequeño.

Sus padres, Antonio Díaz González y doña Librada Díaz, decidieron emigrar con sus hijos a tierras nigropetenses y es donde Salvador o “Chavita”, como le llamaban de cariño, creció.

A los cinco años de edad fue invitado a participar en un concurso de canto en la Ciudad de México y fue reconocido por su voz.

Desde entonces, “Chavita” supo que la música sería su vida, pues a eso quería dedicarse.

Así fue y luego de buscar algunos grupos se integró a Los Regionales de Monclova, a Grupo Estelar y a los Estrellas de Piedras Negras, Los Fantásticos de Eagle Pass.

Su hijo Alberto rememora que su papá le contaba que tuvo la oportunidad de hacer gira incluso en varias ciudades de la Unión Americana con Los Fantásticos, y que fue una gran experiencia poder llevar su voz y música a otro país.

Fueron más de 20 discos los que grabó con diferentes agrupaciones, sin embargo, en esta tierra se le recuerda mucho por su participación en Estrellas de Piedras Negras.

Era un hombre muy alegre, relata su hija Ludivina, quien enfatiza que a su padre le gustaba mucho cantar en todo momento, pero también el escribir canciones con diferentes historias.

De las canciones que más cantaba, precisa que se encuentran Hierba Mala, Invítame a tu boda, Ella no me quiere, El Chorizo de Toluca, entre otras, que marcaron toda una época.

Su hijo, uno de los 18 que tuvo, destaca que su padre le enseñó a ser responsable, a trabajar duro y a disfrutar la música.

Desde que era pequeño, relata que le gustaba acompañar a su papá “Chavita” Díaz en sus presentaciones, porque era muy alegre.

Tenía muchos nietos y últimamente “Chavita” los procuraba y los quería mucho, así como ellos también cada que iban a visitarlo.

En ocasiones tocó algunos instrumentos, como las tumbas o los cencerros, ya que a él no lo frenaba nada para poder presentarse y si alguno de los integrantes del grupo faltaba, él lo sustituía.
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares