Tags: saltillo, policia saltillo, coahuila


Saltillo.- Sepultado en una tonelada de concreto terminó el cuerpo de un hombre de 65 años, cuando el techo de su hogar cayó sobre él en su intento por realizar una reparación, desafortunadamente para sus familiares les tocó verlo morir, pues se encontraban cerca del lugar.

El reporte ocurrió alrededor de las 14:00 horas, cuando habitantes de las calles Francisco Naranjo y Privada Antonio Rosales, informaron que su vecino de oficio herrero, se encontraba lesionado, debido a que una gran cantidad de concreto le cayó encima.

Elementos del Cuerpo de Bomberos de la Estación sur se dirigieron al lugar, pero informaron sobre el deceso de Mariano Pérez Espinoza, de 62 años, quien habitaba en el 1114, de la colonia Chamizal.

A decir de sus familiares, don Mariano inició su mañana con el objetivo de reparar el techo de su vivienda, pues la loza estaba a punto de caerse, lo que implicaba un peligro para ellos, pues desde hace varios años lo compartía con su esposa María Catalina Trujillo Guerrero.

Desafortunadamente el hombre de 62 años no concluyó sus labores del día, pues al pretender derribar un tramo de concreto, este se vino abajo, cayendo sobre él una tonelada de barro y concreto, los cuales terminaron por quitarle la vida.

Elementos de Protección Civil también llegaron al lugar, con la intención de asegurar el área, y se percataron en esos momentos de la presencia del perro de la familia, mascota que luego de la contingencia fue rescatado por los socorristas.

Posteriormente llegaron elementos del Cuarto Grupo de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, quienes tomaron conocimiento en torno a lo sucedido; se les unió además un párroco de la localidad, quien dio el último adiós al desafortunado padre de familia.

Finalmente el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense para su necropsia de ley, donde autoridades recibirán a familiares con el objetivo de entregar el cuerpo, para que de este modo se le otorgue Cristiana sepultura.