Cuernavaca, Mor.- La muerte de 17 bebés, entre diciembre de 2010 y febrero de 2011, en el Hospital General de Cuernavaca presuntamente provocada por una bacteria, es investigada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la de Morelos.

“Tres madres de familia han acudido con nosotros a presentar la queja en el expediente 023/2011-5, de febrero de este año, en donde nos hacen del conocimiento de la posible negligencia en el Hospital General ‘José G. Parres’.

“Se presumía de ocho casos más, por eso solicitamos informes, tanto a Riesgos Sanitarios, al Instituto Nacional de Salud Pública, al Comité de Bioética, que por cierto no lo rindió, y a las oficialías del Registro Civil, para determinar esa información, porque no nos fue proporcionada por la autoridad, en este caso, el Hospital General, ni la Secretaría de Salud.

“Tenemos registrados 17 casos hasta el momento y el caso de un menor sobreviviente que aún está delicado de salud”, informó Daniel Portugal, visitador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

Como la Cdhmor no cuenta con personal especializado en el tema, solicitó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que uno de sus peritos analice el caso y determine si hubo negligencia médica o no.

Los menores, los 17 muertos y el bebé que sobrevive, tienen en común la sepsis neonatal, una infección generalmente de origen bacteriano que afecta a recién nacidos.

“Todos ellos tienen una misma causa de muerte, que es la sepsis neonatal; se presume que es provocada por una bacteria que adquirieron en el hospital, por las investigaciones que hemos realizado”, expresó el visitador.

Dijo que según testimonios de padres de los bebés fallecidos, las muertes coinciden con el periodo en el que el Hospital General, a cargo de la Secretaría de Salud estatal, registraba labores de mantenimiento y remodelación.

"Tenemos conocimiento extraoficialmente y por algunos informes que sí se estaban realizando algunas reparaciones dentro del hospital en el área de cuidados especiales para el área de bebés, entonces pensamos que es parte de eso la causa", informó Portugal.

Madres de algunos de los bebés fallecidos en el Hospital General de Cuernavaca aseguran que el manejo de los recién nacidos por parte de los médicos del nosocomio fue lo que provocó su muerte.

Una de las mamás, quien pidió no revelar su nombre por temor a represalias, pero cuyo hijo sobrevivió a la bacteria que hasta ahora le ha provocado atrofia cerebral, dijo que los bebés prematuros, que deben estar en un área aparte en el nosocomio, fueron colocados junto con bebés que nacieron a tiempo, debido a que el área especializada estaba cerrada.

"El área donde nacen los niños prematuros se llama Ucen, que es la que ellos tienen cerrada, lo que estaban haciendo es que los niños de Ucen los estaban revolviendo con los de pediatría y ahí se dio el brote", acusó.

La madre, quien cuenta con conocimientos médicos, aseguró en entrevista con "Reforma" que la bacteria que su hijo adquirió en el hospital se denomina Citrobacter Freundii.

"Ellos (en el Hospital General de Cuernavaca) dicen que yo traía la infección, pero lo que me sorprende es que ellos me dan el nombre de la bacteria, que es Citrobacter Freundii.

"Se le tomó un hemocultivo al nacer a mi hijo y no tenía absolutamente nada, yo tengo el resultado, cuando lo pasan al otro hospital, que ya estaba muy mal, se le toma otro cultivo y a los 10 días creció esa bacteria", expresó la joven mamá.

Además de las afectaciones que la bacteria provocó a los menores, una madre de familia acusa irregularidades en el manejo de los recién nacidos por parte de médicos y enfermeras.

"Mi hijo entró en paro respiratorio varias veces y tuve que estar parada al lado del niño porque si no se moría, entonces llegó el momento en el que vieron que a mí no me podían engañar porque uno está consciente de lo que está sucediendo, digo, a los demás papás les decían que sus hijos habían nacido con el intestino perforado, obviamente no era cierto, la bacteria ocasionaba que se perforara.

"La doctora que estuvo esa noche cuando mi hijo se puso mal ni siquiera es neonatóloga, es una pediatra que ni siquiera traía bata, traía una filipina con jeans, tenis, o sea, manejaban niños entre uno y otro y no se lavaban las manos, entiendo que tienen problemas, ellos dicen que no tienen recursos, estoy de acuerdo, pero por lo menos un gel desinfectante que ocupen, pero no, nada, nada", reclamó.