México.- Un joven australiano de 16 años víctima de abusos por parte de sus compañeros debido a su peso, se convirtió de la noche a la mañana en una celebridad de la red luego de que se hizo circular un video en el que finalmente se defiende de agresor.

En el material, colgado en las redes sociales Facebook y YouTube, se observa a Casey Heynes acorralado contra la pared, mientras que otro joven, menor en estatura y complexión, lo golpea en reiteradas ocasiones en la cara y el cuerpo.

Conforme la grabación avanza, Heynes de pronto arremete contra su agresor, logra sujetarlo y en lo que asemeja un movimiento de judo lo proyecta hacia las alturas para luego azotarlo severamente sobre el suelo de concreto.

Seguido de la acción de defensa, el pequeño abusador intenta difícilmente ponerse de pie, aún aturdido por el fuerte golpe y claramente lastimado de una de sus piernas. Incluso uno de sus compañeros, que presenciaba la pelea, pretendió salir en su defensa, pero todo indica que después del desplante de la Casey lo pensó dos veces.


El material, filmado en el Colegio Chifley en el Norte de San Mary, se ha vuelto viral desde el momento que se subió en distintas redes sociales, consiguiendo cientos de miles de visitas y cientos de comentarios en apoyo de la hasta entonces víctima.

De acuerdo al diario The Sydney Telegraph, ambos estudiantes fueron suspendidos por cuatro días después de que las autoridades escolares se enteraron del incidente.

El padre de Casey dijo a la publicación que su hijo había sido víctima de bullying por varios años y teme que haya represalias hacia él por parte de otros chicos.

"Él no es un chico violento. Siempre se le ha enseñado a no golpear, pero al parecer los padres de otros chicos no les enseñan eso a sus hijos".

Estudiantes del mismo colegio aseguran que los abusos contra Casey se daban todos los días, y que éstos iban desde las agresiones verbales hasta los golpes.