Tags: zapalinamé, sierra de zapalinamé, saltillo, las isabeles, eduardo hernández flores, coahuila


Saltillo, Coah.- Traicionado por el deseo carnal que sentía desde hace tiempo, un sujeto intentó violar a su hijastra de 15 años en las faldas de la sierra de Zapalinamé, ofreciéndole 500 pesos para que accediera a tener sexo con ella sin imaginar que lo detendría la policía.

El fallido ataque se registró minutos antes de la medianoche en el sector Las Isabeles al sur de la ciudad, cuando Eduardo Hernández Flores llegó a su casa para “invitar” a la hija de su pareja a comprar la cena, sin que ésta sospechara nada malo.

Ya en el camino, el hombre de 30 años comenzó a manosear a su víctima mientras enfilaba su camioneta hasta lo más alejado de las casas del rumbo, deteniendo su andar cerca del cerro pero sin dejar de tocar a la chamaca.

Cuando el vehículo detuvo su marcha, Alondra bajó corriendo mientras era perseguida por el borracho calenturiento, que le dio alcance cuando ésta tropezó cayendo al suelo sin poder incorporarse debido al porrazo que se había dado.

Aprovechando la situación, Eduardo la sometió para luego ofrecerle 500 pesos y la sugerencia de que se acostara con él, mientras le seguía dando gusto a la bajeza que pensaba concretar a costa de todo.

En medio de los forcejeos que se prolongaron durante varios minutos, la menor se zafó de las garras de su atacante y se echó a correr hasta llegar a la casa de una vecina, contándole su triste odisea mientras avisaban a la policía para que las auxiliara.

Minutos después, elementos municipales comenzaron una ronda por el sector acompañados de la ultrajada, quien les señaló al padrastro de la menor que se encontraba parado sobre la calle Huacali, cerca de la entrada a la colonia Las Isabeles.

Tras someter al degenerado que en todo momento se resistió a la detención, los polis vieron llegar a la madre de la niña ofendida, quien manifestó que en ese punto se quedó de ver con su pareja para realizar algunas actividades que tenían pendientes.

Al conocer lo acontecido, la madre de familia dio visto bueno a la detención de su galán, mientras colocaban su denuncia de hechos ante las propias autoridades que se encargaron del asunto desde el primer momento.