×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace cerca de 4 años
[Saltillo 438]

Patrones saltillenses

Nayely Reyes

Diseñadoras crean y venden su línea de ropa en la capital coahuilense

Imprimir
Saltillo, Coah.- Alejandra García Torres y Cecilia Castillo López mencionan una escena de la película "The Devil Wears Prada" donde Stanley Tucci le explica a Anne Hathaway la procedencia de su suéter azul y le hace ver que cada prenda que usamos tiene que ver con la moda. Las diseñadoras están sentadas en su taller, una hermosa casa en el fraccionamiento Los Pinos, y hablan sobre lo difícil que es mantener una marca de ropa propia en Saltillo.

García del Castillo Casa de Design es un negocio que, contra todas las probabilidades, se vuelve autosustentable poco a poco. Sus creadoras arrancaron el proyecto recién salieron de la UVM, donde cursaron juntas la Licenciatura en Diseño de Modas e Industria del Vestido, una carrera que, comentan, se considera más fácil de lo que en realidad es.

"Las dos queríamos ejercer nuestra carrera y aquí en Saltillo no hay una empresa formal en la que tú puedas hacer años, crecer. Entonces dijimos 'si no existe, hay que crearlo' y es lo que estamos haciendo nosotras.

"Sabemos que lo que queremos necesita tiempo, que es a largo plazo y que la gente tiene que saber que realmente podemos hacer cosas buenas, pero hasta ahora todo lo que tenemos ha salido de nuestro trabajo. La máquina, la renta de este lugar, lo poco o mucho que tenemos salió del negocio", dice Alejandra.

Lo más difícil de diseñar para sus clientes es que siempre se confunde el diseño de modas con la costura. Más de una vez les han llevado una hoja de revista para pedirles que repliquen un vestido, y frecuentemente la gente pide colores y texturas que no van con su tono de piel o la estructura de su cuerpo.

"A la gente le da miedo tener acceso al mundo de la moda porque cree la ropa es una indumentaria para cubrir el cuerpo y ya, pero está el otro lado que es la moda y está relacionada con tus sentimientos, con tus emociones", explica Cecilia.

Aunque aún no hacen una campaña publicitaria forma, las jóvenes diseñadoras se han valido de sus conexiones para mostrar sus creaciones en pasarelas y vestir a mujeres de todas las edades con la mezcla de sus estilos, que oscilan entre lo artístico y lo comercial.

"Nuestros estilos son contradictorios, son como blanco y negro, pero a la vez se complementan muy bien. El de Cecilia es muy arquitectónico, minimalista, pulcro, y el mío es mucho de enmarcar el cuerpo, mezclar texturas, pero a la hora de diseñar juntas queda algo muy padre".

El arte ha resultado una influencia determinante para las jóvenes, quienes aseguran que consumirlo en todas sus presentaciones les ayuda a elegir formas y colores. "A veces te inspira un estilo de arquitectura, una fotografía antigua, una película, hasta una canción", expresan.



Su página: http://www.facebook.com/garciadelcastilloo

'Me encanta la ropa'

"¿Por qué elegiste lo que traes puesto hoy?", me pregunta Adriana Villalpando antes de comenzar la entrevista. Le respondo que mi ropa habla mucho del humor con el me levanté ese día y ella me cuenta que un estudio dice que el 70% de las mujeres del Distrito Federal llegan tarde a sus trabajos porque no deciden que ponerse.

Estamos en su estudio-taller en el quinto piso del Edificio Benavides, en la calle Allende. Es un pequeño cuarto lleno de telas, bocetos y tijeras que tiene un ventanal grande que ofrece una vista aérea del Centro Histórico. Ella cose un vestido en una máquina industrial.

Adriana es la creadora de Beu Ribe, marca que hace dos años lanzó a través de las redes sociales. En ese tiempo no tenía los conocimientos sobre el diseño de modas, pero le gustaba hacer garabatos de vestidos y conjuntos. Ahora estudia Diseño de Modas e Industria del Vestido en una universidad que prefiere no mencionar.

"A mí me encanta la ropa", dice mientras manipula la tela verde pistacho. "Creo que a todas las mujeres nos encanta la ropa, aunque algunas digan que no. Nos gusta usar cosas únicas que nos hagan sentir que comunicamos algo del interior hacia el exterior", agrega.

La diseñadora está en una etapa de aprendizaje, ha identificado sus errores y se acerca a un estilo propio. Se identifica con la alta costura de las grandes casas de moda como Chanel y Dior y asegura que podría dedicarle todo su tiempo a la moda. Tanto así que confiesa que por el momento no cobra por sus creaciones, que trabaja por "amor al arte".

"Yo lo que quiero hacer es para mujeres jóvenes que están en busca de una identidad sin perder características de su personalidad. Para una mujer sofisticada, segura de sí misma, elegante y femenina", expresa.

Actualmente Adriana trabaja en una colección que titulará "Atemporal", no porque abarque varias épocas, sino porque incluirá prendas que sean adecuadas para todas las estaciones. "Porque ahorita ya no sabemos qué onda con el clima y hay que estar preparadas para todo", dice.

La diseñadora confía en que pronto Saltillo se convertirá en un mercado prometedor para la moda, pues cada vez más chicas se interesan por las prendas hechas a la medida y de manera artesanal.

"El beneficio de una prenda hecha a tu medida es que la vas a sentir totalmente cómoda y te vas a sentir muy segura de lo que traes puesto, no te vas a sentir como si fueras parte del patrón, no vas a tener miedo de que otra chica traiga tu vestido en el mismo evento. La prenda hecha a la medida respeta nuestra estructura, es más humana.

"A veces vamos a comprar a cierta tienda porque nos dicen que ahí está la moda, moda que no sabemos de dónde viene, dónde está maquilada, no sabemos si la mano de obra que está haciendo esas prendas está siendo maltratada y humillada. Yo quiero proponer que antes de una tendencia, de un estilo, estamos nosotros como seres humanos", expone.

Su página: http://www.facebook.com/beu.ribe.33

TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares