Tags: youtube, policías, corrupción


Ciudad de México.- Actualmente, las redes sociales no sólo sirven para conectar con amigos y conocidos, la realidad es que han cobrado una gran fuerza para manifestarse en contra de las injusticias, pero sobre todo, como un medio para dar a conocer diversos actos de corrupción por parte de las autoridades que nos gobiernan.

Sobre el Estado de México, en la red de YouTube es regular que aparezcan videos sobre policías corruptos o que simplemente no se encuentran haciendo bien su trabajo, aquí algunos casos:

Arrebatando billetes en Naucalpan

Un presunto policía del municipio de Naucalpan fue balconeado en YouTube, en un video de un minuto, donde se ve cómo recibe dinero por parte de un sujeto, cuyo acompañante es quien toma las imágenes.

Tras recibir el dinero, el policía que de acuerdo a lo que se señala en el video, dice ser “Potro 1”, se monta en su vehículo para salir del lugar, mientras que la “víctima” de extorsión sube a su auto.



Se quedan dormidos y los balconean

Para mala fortuna de una mujer policía, el sueño la venció cuando vigilaba un crucero en inmediaciones del municipio de Coacalco, momento que alguien muy hábil aprovechó para grabarla en video y subirla a la más grande ventana de balconeo: YouTube.

En las imágenes del video que dura tan sólo 26 segundos, se ve claramente que la elementos de seguridad está descansando a bordo de su unidad motorizada, afortunadamente, en los alrededores no se requiere de sus servicios.

El usuario, a lo lejos, también toma a un segundo elemento policiaco quien también permance descansando en su unidad.



A falta de engomado, pide "mordida"

A través de la red Youtube, la comunidad ha denunciado a denuncia a policías de tránsito del municipio de Tlalnepantla, y los exhibe en pleno acto de extorsión

El video de un aficionado manifiesta que circulando en vía Gustavo Baz, la patrulla TM-56, le indica que detenga el vehículo en una calle estrecha, a lo que la persona no hizo caso, y se paró sobre Gustavo Baz.

Le indican que debió obedecer y buscándole los elementos encuentran que no tenía pegado el engomado e inmediatamente le sugieren la famosa “mordida”.