Tags: zócalo saltillo, saltillo, coahuila, altares de muertos


Saltillo, Coah.- Por tercer año consecutivo Zócalo Saltillo organizó el Concurso de Altares de Muerto, que en esta edición se destacó por el buen ánimo de los concursantes que en su mayoría fueron alumnos y maestros de planteles escolares, desde jardín de niños hasta bachillerato.

Con la Alameda Zaragoza como marco, cientos de personas acudieron desde muy temprano para observar los 10 altares que fueron fieles representaciones de esta costumbre del Día de Muertos, que mezcla de tradiciones prehispánicas con cristianas.

VER VIDEO: Premia Zócalo a los mejores altares de muertos

“Nos pareció muy complicado diferenciar cuáles eran los trabajos más completos, porque todos fueron muy fieles a los elementos. Nos sorprendieron mucho por la entrega de alumnos y maestros, por el trabajo, lo que hizo complicado seleccionar al ganador”, comentó Sylvia Georgina Estrada, representante del cuerpo de jueces.

Luego de varios minutos de deliberación, a las 19:40 horas el jurado dio a conocer que el tercer lugar sería para el Instituto Séneca, por su altar en memoria de Mario Moreno “Cantinflas”. Ellos se hicieron acreedores un premio consistente en un equipo de sonido.

“Gracias a Zócalo por habernos invitado, esperamos participar el siguiente año y ojalá haya muchas más escuelas, que se haga el concurso a nivel estado”, opinó Perla Veronica Ramírez, maestra del plantel.

El premio para el segundo lugar, conformado por dos computadoras de escritorio, fue para el Patronato de la Casa de los Niños de Saltillo, que dedicó su altar a menores que fallecieron de forma violenta.

“Este premio nos va a ayudar mucho para el aprendizaje de los niños”, dijo Victoria Ramos del Bosque, docente de la Casa. “Fue una recompensa a las horas de esfuerzo, estuvimos desde las 8 de la mañana, y qué bueno que se hagan este tipo de eventos, que nos ayudan a preservar las tradiciones mexicanas”.

Finalmente, el primer lugar lo obtuvo el Colegio Roberts, que se llevó un kit de equipamiento para un salón audiovisual, por su altar que recordó a los niños que han muerto de forma prematura.

“Muchas gracias a Zócalo porque le echamos muchas ganas el equipo. Estábamos muy unidas, dimos lo mejor de nosotras, planeamos el altar desde hace 15 días y todo valió la pena”, expresó la maestra Juana María Casas.

Al evento acudieron Sergio Cisneros, director editorial, y Lourdes de Koster, jefa de Información, en representación del director general de Zócalo Saltillo, Francisco Juaristi Santos.

“Éste debe ser un parteaguas para que el evento tenga un mayor alcance, que en 5 o 10 años veamos la Alameda llena de altares. Pero, sobre todo, queremos demostrar que los padres, maestros y alumnos somos los dueños de las calles y que podemos disfrutar de este tipo de eventos al aire libre”.