×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace cerca de 6 años
[Guerrero]

Presentan a los autores de la masacre en Iguala

Reporte Índigo

Oficiales detenidos aseguran desconocer lo sucedido en Iguala, normalistas los señalan como responsables directos

Imprimir
Iguala, Gro.- Algunos de los policías municipales de Iguala señalados de participar en el ataque contra los estudiantes, el 26 de septiembre, argumentan que ese día les tocó descansar y no estuvieron de labores.

Otros aseguran que no escucharon nada por la radio de la Policía.

Hay quienes aseguran que ese viernes se fijaron dos objetivos principales: garantizar la seguridad en el Segundo Informe de labores de la presidenta del DIF, María de los Ángeles Pineda, y vigilar que el encuentro deportivo de futbol en el que jugaron Los Avispones transcurriera con calma.

Pero todos se dicen inocentes, a pesar de que todos aparecen en una lista, o porque fueron reconocidos por los normalistas o porque la noche del ataque manejaron algunas de las patrullas identificadas en las declaraciones.

Se dice inocente

Uno de los jefes de turno de esa noche fue Fausto Bruno Heredia. En su declaración ministerial, el mando policiaco reconoce que sí recibió el reporte de que en la Central de Autobuses se habían robado unos camiones.

Asegura que pese a que varios de sus compañeros (sin mencionar nombres) protagonizaron una persecución de los autobuses, los policías los dejaron ir para evitar dañar más sus patrullas por las piedras que les aventaban los estudiantes.

“…decidí dejar que siguieran su camino estas personas ya que estaban muy agresivos, y yo me quedé en el Centro por el evento que se llevaba a cabo.

“Posteriormente me enteré por la misma vía de radio, que había problemas en el periférico norte y por mi parte yo no me acerqué, de ahí se quedó en silencio el radio (…) de aquí en adelante ya no me di cuenta de nada”.

También relató que “Posteriormente de esto, decidí realizar recorrido por las colonias de la periferia, que no escuché ningún disparo ese día de los hechos.

“Posteriormente, vía radio, recibimos reporte que había personas armadas por la calle de Galeana y decidimos no ir para evitar que nos fueran a agredir”, relató.

Heredia manifestó que nunca estuvo cerca de las personas que se llevaron los autobuses, por temor a ser agredido.

“También manifiesto que no me percaté si alguno de mis compañeros policías preventivos realizó algún disparo y que yo por mi parte nunca disparé”, agregó.

El jefe de turno dijo que el día de los hechos se encontraban laborando la mayoría de las patrullas, de las cuales no recordó su número económico.

Alerta activada

La noche del viernes 26 de septiembre, Natividad Elías, el encargado de operar la frecuencia de la Policía, activó la Alerta Roja.

Ahí se escuchó el reporte en clave que había diversos 10 y 11 (muertos y heridos).

Emilio Torres Quezada, uno de los 22 elementos consignados por los hechos, declaró ante las autoridades que fue alrededor de las 21:00 horas del viernes cuando los radios “se volvieron locos”.

“Escuché las voces de los compañeros que mencionaban sobre la persecución de un autobús, indicando las calles hacia dónde se dirigía.

“La comunicación era intensa, por lo que supongo participaron varias patrullas, ya que se escuchaban varias voces, de las cuales no pude identificar a nadie ya que el canal es abierto.

Comentó que 15 minutos después escuchó que el autobús había sido detenido, abajo del puente de la autopista México-Acapulco.

Refirió que se trasladó hasta ese punto para apoyar a sus compañeros, pero que no supo ni cuántas personas estaban a bordo, ni cuáles compañeros tenían detenido al autobús.

Él también negó haber disparado contra los estudiantes y declaró que sólo atravesó su patrulla frente al autobús.

En descanso

Otro de los elementos que aparecen en la lista de involucrados, Marco Antonio Ramírez Urban, aseguró que el viernes le tocó descansar, por lo que estuvo viendo televisión en su casa hasta la noche que asumió el turno en la patrulla 17, una de las reconocidas por los normalistas de Ayotzinapa que sobrevivieron.

“Escuché rumores de varios compañeros en el pase de lista, que se habían suscitado unos hechos relacionados con los estudiantes de la escuela Normal de Ayotzinapa, los cuales yo desconozco totalmente”, recalcó.

Ramírez Urban señaló que apenas iniciaba su turno cuando fue notificado que regresara a la comandancia para entregar su arma, ya que el personal de la Policía Ministerial del Estado había llegado a las oficinas.

“Nos preguntaron quiénes eran los tripulantes de la patrulla 17, en la cual habíamos llegado al cuartel. Fue así que el elemento ministerial le ordenó al chofer que metiera el vehículo al interior del cuartel… que los ocupantes de la patrulla 17 entregáramos de manera inmediata las armas”, recordó el policía.

Zulaid Marino Rodríguez, otro de los inculpados en el caso, confesó que no era la primera vez que lo detenían, pues en Teloloapan, Guerrero, fue acusado de uso indebido de funciones.

El oficial de la Municipal recalcó que no escuchó nada anormal hasta el amanecer del sábado, cuando supo de la orden del secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez para que se presentaran al cuartel de la Policía y entregaran sus armas.

Así fue como se formó el grupo de los primeros 22 presuntos responsables del ataque de los normalistas y de los jugadores del equipo de futbol Los Avispones.

Un amparo que no sirve

El Juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal, otorgó un amparo al alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca, pero aclaró que no surte efecto para delitos considerados como graves.

El juzgado con sede en el Distrito Federal, recordó que el 6 de octubre, Abarca promovió demanda de amparo contra actos de autoridades estatales, federales y jurisdiccionales, señalando como actos reclamados órdenes de localización y/o búsqueda, presentación, detención, arraigo, aprehensión y su ejecución.

La autoridad jurisdiccional admitió la demanda a trámite y concedió la suspensión provisional cuyos efectos, exclusivamente, son para que el quejoso no sea privado de su libertad, con motivo de las órdenes reclamadas, hasta en tanto se resuelva en definitiva el amparo, subrayó.

Sin embargo, insistió en que la medida a favor de Abarca, relacionado con la desaparición de 43 estudiantes, no surte efecto si las mencionadas órdenes reclamadas se refieren a delitos considerados como graves.

El órgano jurisdiccional detalló que hasta el momento 17 de las autoridades señaladas como responsables han rendido los informes correspondientes, negando la existencia de los actos reclamados por el quejoso. (NOTIMEX).

Un capricho teñido en sangre

A ella le gusta el color azul, pero le aconsejaron que para la foto de la propaganda del informe utilizara un tono rosa que armonizara con el matiz de su piel y maquillaje.

Accedió, pero ella es la jefa y es su evento. Era su día, su gran noche y usó el azul. El azul que le recuerda el mar.

Han sido dos años de trabajo, junto a José Luis, en Iguala. Él, su compañero de vida y padre de sus hijos le prometió que ella sería la próxima presidenta municipal.

Era su día y va segura porque viste de azul, sin saber que esa noche su futuro terminaría de rojo.

La situación

Arturo Galindo, recibió y atendió la exigencia del Alcalde de Iguala como lo que era, una orden superior: llena el evento.

Desde su cargo de titular de Servicios Públicos y como líder transportista tenía la facilidad para condicionar, presionar o forzar la presencia de vecinos en el evento a cambio de un “ayudadita” a su colonia. Además, podía hacer que los choferes trasladaran a los vecinos sin gastar un peso.

Una fiesta

Después de saludar y repartir besos como indican los manuales de política para ganar simpatías, llegó la hora de subir al escenario.

El mensaje, fue poco emotivo y más estadístico, con salpicaduras de retórica. Una ovación anunció el fin del informe.

Escarmiento

Ya había oscurecido, el baile inició. Las canciones no paraban. Eran casi las 21:00 horas y la gente comenzó a retirarse.

Compartía pista al ritmo de la música; en ese momento el reloj marcaba las 21:30 horas y le dijeron que un grupo de encapuchados, estudiantes de Ayotzinapa, estaban en el Zócalo.

De acuerdo a documentos del CISEN difundidos en esta semana, se acercó a su esposo y le pidió: “dales un escarmiento”. (LA SILLA ROTA, REPORTE ÍNDIGO).

Sería una ‘dinámica perversa’

El jurista español, Baltasar Garzón Real, manifestó que el Estado Mexicano tiene que salir a dar explicaciones concretas en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero.

El reconocido jurista estuvo en Guanajuato para impartir la conferencia magistral “La Justicia y la Independencia Judicial” a los jueces de la entidad.

Garzón Real consiguió renombre internacional, luego de que el 16 de octubre de 1998 consiguió se decretara el arresto domiciliario en Londres, Inglaterra, del general Augusto Pinochet.

En el encuentro con los jueces de Guanajuato, Baltasar Garzón hizo referencia a los hechos violentos en Guerrero, y expresó que no puede haber omisiones por parte de las autoridades mexicanas porque se generaría “una dinámica perversa”.

Señaló que el genocidio no está lejos de México, haciendo hincapié en que se trata de crímenes de lesa humanidad.

Falta confianza

Un grupo de 16 diputados del Parlamento Europeo se manifestaron “profundamente consternados” por los hechos ocurridos en Guerrero y solicitaron que el proceso de modernización del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea (UE), que negocian actualmente las partes, sea suspendido hasta poder “reconstruir la confianza” con las autoridades mexicanas en materia de derechos humanos.

“Creemos firmemente que cualquier modernización del Acuerdo Global, como se prevé para el próximo año 2015, tiene que ser puesta en espera y sus objetivos y áreas previstas para la liberalización deben ser revisadas”, afirmaron.

Para los eurodiputados, el crimen organizado, se subraya, “tiene que ser detenido, dondequiera que se halle, y las lagunas jurídicas tienen que ser eliminadas más allá del área económica”, ya que “los efectos secundarios son indeseables”. (AGENCIAS).





ch
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares