Tags: sub-23, seleccion mexicana, selección mexicana, medios de comunicacion, medios de comunicación, fútbol, futbol


México.- Por instrucciones desde “hasta allá arriba” como lo dijo el defensa Hiram Mier, los integrantes de la Selección Mexicana Sub 23 tampoco ofrecieron declaraciones a la prensa a su regreso a la Ciudad de México procedentes de Frisco, Texas, donde anoche perdieron 2-0 ante Estados Unidos.

Empero, los jóvenes jugadores tienen educación porque hasta se disculparon por tener que seguir la “regla”, inclusive argumentaron que si fuera por ellos atenderían a los reporteros mientras el americanista Diego Reyes bromeó al decir que “sólo puedo expresarme por el Twitter”.

Pero al parecer guardar silencio no sólo era con respecto a la Selección Preolímpica, sino también sobre sus respectivos equipos.

“Si no puedes hablar de la selección entonces hablemos de Chivas, se le dijo al centrocampista Jorge “Chatón” Enríquez y la respuesta fue: “Ahorita no puedo, perdón, ¿no? Discúlpame, discúlpame. No, tampoco nos dejan”.

El arquero José Antonio Rodríguez lamentó con su tono de voz esta limitante: “Es que no me dejan”, respondió y ante la pregunta de ¿ni de Veracruz?, “no, nos tienen prohibido. Nada. Nos regañan acá. Son reglas”.

Un tanto apresurado pero comprensivo se mostró Jerónimo Amione: “No podemos hablar ahorita. Dame chance, ¿no? Tú sabes que nos regañan, no es por mala onda”.

Maduro bajo los tres palos de la portería del Querétaro y ahora de la Sub 23, Liborio Sánchez respondió: “No, no se puede compadre, ahorita vengo con la verde y no puedo”.

Aunque ha estado en la Preolímpica, Marco Fabián habla del Tricolor y también de Chivas de Guadalajara, pero este jueves se le vio cierta molestia por no poder hacerlo.

“Solamente estoy acatando órdenes” dijo escuetamente y ante la pregunta de quién les prohibió no hacer declaraciones a los reporteros respondió que “te la debo, de verdad”.

Y de Chivas ¿sí puedes hablar?, se le preguntó a lo cual respondió que “se las debo, a diario hablo con ustedes, ahora se las debo. Gracias”.

Con una sonrisa Diego Reyes dijo a los reporteros: “Les estoy diciendo que no puedo hablar, no puedo, de verdad”. Entonces alguien le dijo “entonces mándanos un Twitter”. “En Twitter sí se puede. Claro que sí les mando un Twitter, con gusto. Ahora no puedo hablar, perdónenme, en serio, muchas gracias”

Por ese medio, el jugador americanista escribió: “Llegando a México. Les mando un fuerte abrazo, que tengan un buen día”, mientras que Amione mensajeó: “En el DF. Una comidita y Cancún” para reportar con Atlante”.