×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 6 años
[Papa Francisco

Protegió Bergoglio a curas pederastas

AP

Una organización católica estadounidense afirmó que el papa Francisco se demoró en tomar medidas contra dos sacerdotes argentino

Imprimir
Buenos Aires, Arg.- Una organización católica estadounidense afirmó que el papa Francisco se demoró en tomar medidas contra dos sacerdotes argentinos que fueron acusados y condenados de abuso sexual; le pidió que se disculpe por la supuesta protección que la Iglesia católica argentina habría ofrecido a los clérigos y le solicitó que haga públicos los expedientes de ambos casos.

Un abogado de uno de los casos dijo que Jorge Mario Bergoglio no se había reunido con sus clientes que sufrieron abusos ni los había ayudado. También denunció que funcionarios de nivel medio de la Iglesia católica, que trataron de encubrir estos hechos, siguen en sus puestos de trabajo.

La exigencia de la organización Bishop Accountability (Rendición de Cuentas de Obispos), que rastrea casos de menores víctimas de abusos, se refiere a los sacerdotes Julio César Grassi y Napoleón Sasso, a quienes la justicia argentina condenó por pederastia.

En los dos casos los sacerdotes fueron condenados en buena medida porque hubo investigaciones internas de la Iglesia o porque varios miembros de la institución denunciaron los abusos.

Pero críticos dicen que autoridades de la Iglesia trataron de encubrir los hechos.

REHUYE A VÍCTIMAS

Bergoglio, quien se convirtió en cardenal de Argentina en 2001, no estuvo involucrado directamente en escándalos de abusos sexuales o encubrimientos pero no destituyó a los sacerdotes acusados y se negó a reunirse con las víctimas, dijo a Associated Press el abogado Ernesto Moreau, que representa a las menores abusadas por Sasso.

“Bergoglio es el hombre más fuerte de la Iglesia argentina desde el principio del siglo”, dijo Moreau. “Nunca la cúpula de la Iglesia hizo algo para sacar las personas de estos lugares, tampoco hizo nada para aliviar el dolor de las víctimas”.

The Associated Press intentó comunicarse sin éxito con Federico Wals, portavoz del Arzobispado de Buenos Aires, para conocer su opinión sobre las acusaciones, que salieron a la luz pública en momentos en que el papa Francisco era entronizado como tal en una ceremonia litúrgica en el Vaticano que dio la vuelta al mundo.

IMPUNIDAD

Grassi encabezó la Fundación “Felices los Niños”, que tenía a cargo varios hogares para menores y programas sociales y quien fue condenado, en primera instancia, por la justicia argentina a 15 años de cárcel en junio de 2009 por el abuso sexual de un menor.

El cura permanece en libertad hasta en tanto la Cámara de Casación argentina no resuelva una apelación.

Bergoglio ordenó una indagación interna que encontró “una serie de irregularidades”, que luego propició una investigación judicial en contra de Grassi.

Al final, Grassi fue condenado y los niños quedaron bajo custodia de la justicia y la Iglesia, según un comunicado emitido por el Arzobispado de Buenos Aires.

La institución encabezada por el hoy Papa dijo que “luego de un informe presentado por la Vicaría de la Educación” de esa institución “y considerando la seriedad de los hechos, se realizó un trámite al cual están obligadas todas las personas e instituciones cuando esos hechos suceden con menores”.

“Este trámite consiste en una presentación o comunicación ante la justicia. No es una denuncia, sino que se comunica a la justicia lo conocido en el informe para que ella actúe si lo cree necesario”.

CURA REINCIDENTE

El Arzobispado también afirmó que los encargados de la investigación interna “obraron correctamente”. Entre ellos estaba monseñor Horacio Benites Astoul.

Bergoglio públicamente no ha tenido un vínculo tan directo con el caso de Sasso, pero como la máxima autoridad de la Iglesia en Argentina debía haber ejercido una supervisión sobre la conferencia episcopal que aprueba las transferencias de sacerdotes entre diócesis.

Napoleón Sasso fue trasladado varias veces, según relato de Moreau, abogado de las niñas víctimas.

Tras ser acusado de cometer abusos sexuales en 1994 en la provincia de San Juan, al oeste argentino, Moreau dijo que en 1997 Sasso fue “colocado en lugar de descanso para curas con problemas sexuales, sin control médico”.

Tres años después fue trasladado a un comedor popular instalado dentro de una capilla en la localidad de Pilar, en la misma Diócesis de Zarate-Campana. En ese lugar, desde 2002, abusó de las 25 niñas de entre 3 y 16 años, según Moreau.

Sasso fue condenado en noviembre de 2007 a 17 años de cárcel por el abuso de cinco de las menores. Las restantes no quisieron exponerse en un juicio, dijo Moreau.

ABUSOS ATROCES

El comedor a cargo de Sasso estaba en una capilla, dónde el sacerdote tenía un dormitorio y él un sólo baño que compartía con la comunidad.

“El baño tenía dos puertas”, dijo el abogado Moreau. Las niñas “iban al baño por una puerta externa y el sacerdote las hacía pasar a su dormitorio, donde abusaba sexualmente de ellas. Era gente muy humilde que iba a comer mientras sus padres trabajaban. Se encontró un enorme material pedófilo en su computador, semen, condones y un enorme desorden en su habitación”.

Un sacerdote médico y una monja se dieron cuenta de los abusos y acudieron a autoridades de la iglesia que les dijeron que tuvieran “paciencia”, según Moreau.

Pero con el tiempo, ambos llevaron los casos a autoridades superiores y la indagación penal se inició. Los funcionarios de nivel medio que encubrieron los crímenes de Sasso siguen en sus puestos, mientras que el sacerdote y la monja se vieron obligados a trabajar en otros lugares, dijo el abogado.

Tiempo después, Sasso se convirtió en prófugo y se escondió durante un año en una propiedad de la misma Diócesis donde ocurrieron los abusos, dijo Moreau.

En Estados Unidos, los archivos confidenciales de cientos de sacerdotes pedófilos se han hecho públicos en procesos civiles, conciliaciones o por órdenes judiciales. Los archivos pusieron de manifiesto cómo altos funcionarios de la Iglesia católica trabajaron tras bambalinas para controlar el escándalo y evitar que las autoridades y los feligreses se enteraran de lo sucedido.

En Latinoamérica, esos archivos confidenciales no se han hecho públicos, las víctimas tienen menos probabilidades de denunciar a los curas pedófilos y de presentar una demanda civil por daños y perjuicios.

“Esa es una gran diferencia”, dijo Ramón Luzarraga, experto en la Iglesia católica en América Latina. “La información es poder”.

A Brasil, primer viaje del Pontífice, en julio

Por: NOTIMEX

El papa Francisco recibió ayer en el Vaticano a la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en una audiencia privada que no estaba prevista, y le confirmó que en julio próximo viajará a ese país sudamericano para visitar Río de Janeiro y Aparecida.

La sala de prensa de la Santa Sede confirmó que el encuentro tuvo lugar en la biblioteca privada del Pontífice en el Palacio Apostólico. Duró casi 40 minutos y se trató de la primera audiencia oficial del pontificado, tras la misa de inicio del ministerio petrino del martes en la Plaza de San Pedro.

Tras un coloquio privado entre ambos jefes de Estado, se pasó a la presentación de los 11 funcionarios parte de la comitiva brasileña. Inmediatamente tuvo lugar un intercambio de dones.

Como ocurrió el lunes con la presidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el Obispo de Roma regaló a su invitada una copia del documento final producto del encuentro de pastores en 2007.

En declaraciones a un grupo de periodistas, después del encuentro, Rousseff aseguró que el viaje a Aparecida tendrá lugar justo después de la Jornada Mundial de la Juventud ya prevista del 23 al 28 de julio próximo en Río de Janeiro.
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares
Just a moment...
DDoS protection by Cloudflare
Ray ID: 55314af22bd1c643