Tags: pan, felipe calderon hinojosa, felipe calderón hinojosa, fch, crimen organizado


Tecámac.- El presidente de la República, Felipe Calderón, defendió la lucha contra el crimen organizado: “Hay gente que le reprocha a mi gobierno que combata a los criminales, y ahora sí que qué querían que hiciera: ¿qué los invitara a pasar, que les invitara un cafecito o qué? El que no quiera combatir a los criminales que no sea gobernante, la verdad”.

Durante la inauguración de la Clínica 200 del IMSS, en Tecámac, Estado de México, recordó que su administración ha detenido a 22 de los 37 capos más buscados, pero puntualizó que eso no es lo más relevante, “todavía más importante es tener nuevas instituciones confiables, de Ministerio Público y de justicia”.

El Presidente dijo que la lucha por un país más seguro se ganará cuando se tengan policías bien entrenados, leales y bien pagados en los tres niveles de gobierno.

El mandatario recordó que desde hace años se están aplicando pruebas de polígrafo a los agentes, comenzando por los mandos altos y medios.

Reconoció, además, que las acciones del crimen organizado son de gran impacto, pero puntualizó que es igualmente importante combatir los delitos del fuero común, que son los que más sufre la gente.

“Sin combatir crimen no se puede gobernar”

El presidente Felipe Calderón aseguró aquí que “el gobernante que considere que no se debe combatir a los criminales, que no sea gobernante”.

“Hay gente que le reprocha a mi gobierno que combata a los criminales, y ahora sí que qué querían que hiciera. ¿Que los invitara a pasar, que les invitara un cafecito o qué? El que no quiera combatir a los criminales, que no sea gobernante, es la verdad.”

Después de inaugurar el Hospital General Regional 200 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en este municipio mexiquense, destacó que la detención de 22 de los 37 capos más buscados del narco es una acción relevante, pero no la de mayor importancia dentro de su estrategia.

“La gran mayoría han sido capturados, otros se han abatido a la hora de resistirse al arresto, pero esto, aunque es lo más vistoso y a cada rato aparecen las capturas, no es lo más importante... todavía más importante que detener criminales es tener nuevas instituciones confiables, de Ministerio Público y de justicia.”

Reiteró a la importancia de tener nuevas policías confiables y planteó que el problema de seguridad del país podrá resolverse cuando éstas sean eficaces, bien entrenadas y bien pagadas a escala federal, estatal y municipal.

Explicó que se efectúan exámenes de polígrafo, socioeconómicos y toxicológicos a las policías del país; explicó que, como no hay suficientes expertos en polígrafo, primero se le practica esa prueba a los altos mandos de la policía y después al resto.

El mandatario insistió en que se aplican los exámenes a todas las policías, “a las de la PGR, donde también tenemos problemas, AFI... lo está haciendo también el señor gobernador del Estado de México, en Tecámac, en todos lados, tienen que depurarse las policías porque eso es fundamental para la seguridad de la gente”, estableció.

A los médicos, enfermeras y pacientes de Tecámac que lo escuchaban, les manifestó que a pesar de ser “muy espectaculares”, los grupos criminales, como “La Familia, los Templarios y la Mano con Ojos y sin ojos, en fin, ese no es el crimen habitual que sufre la gente... el criminal habitual es el ratero”.

Preguntó a los asistentes que quiénes habían sufrido un robo en su casa o en la vía pública. De inmediato se levantaron las manos de más de la tercera parte de los asistentes.

“Ese es el crimen que sufre la gente: el robo. Y no es La Familia ni la Mano con ojos ni el tuerto, es el ratero común y corriente que está abusando y se está agandallando de la gente, y por eso necesitamos policías confiables en las esquinas y en los municipios.”

Habló de que, incluso, más importante que la limpieza de las policías es la reconstrucción del tejido social, pues si no se le da la oportunidad a esta generación de jóvenes mexicanos de estudiar, trabajar y tener acceso a los servicios de salud, “de nada servirá el resto de la estrategia contra el crimen organizado”.

En acceso a la salud, el jefe del Ejecutivo recordó que al inicio de este sexenio se destinaban al rubro en el Estado de México, cinco mil 200 millones de pesos al año y destacó que este 2012 el gobierno federal aportará a la entidad 13 mil millones de pesos más los tres mil millones de pesos que aporta el mismo gobierno del Estado de México.

Recordó que el hospital de Tecámac, inaugurado ayer, ofrecerá atención en casi 30 especialidades médicas, entre ellas inmunología, cardiología, cirugía, dermatología, gastroenterología, ginecología y obstetricia.

Ahí la población podrá acceder a resonancias magnéticas para detectar aneurismas, tumores y otros padecimientos.

El presidente Calderón agradeció al gobernador “el ambiente de colaboración” en los meses que van de su mandato.

El gobernador destacó que en el estado la estrategia en salud se ha centrado en dos ejes: la ampliación en la cobertura de servicios médicos y la mejora en la infraestructura.

Destinan siete mil mdp a los estados en seguridad

El gobierno federal distribuirá, de enero a octubre de este año, siete mil 373 millones 650 mil 500 pesos a las entidades en el rubro de seguridad, según lo establecido en el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y el Distrito Federal 2012.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público determinó entregar a los estados la misma cantidad mensualmente; el Estado de México recibirá más recursos, en total 588 millones 161 mil 491 pesos en este ejercicio fiscal.

A pesar de que los estados del norte enfrentan un mayor clima de inseguridad y violencia, Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila recibirán menos recursos que Puebla y Chiapas.

El acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación da a conocer a los estados la calendarización y distribución de esos recursos.

En esta distribución no hay más dinero para los estados donde se registra más violencia, pues en los criterios se tomó en cuenta el índice de delitos, el número de habitantes, el control de confianza de sus policías, el combate a la delincuencia y el ejercicio de recursos. Con esta asignación, el gobierno federal señala que se da cumplimiento al artículo 44 de la Ley de Coordinación Fiscal.

De ese modo, Coahuila recibirá en esos diez meses 208 millones 533 mil 20 pesos; Chihuahua contará con 259 millones 143 mil 93 pesos; mientras que al Distrito Federal se darán 462 millones 69 mil 157 pesos.

En tanto, Durango sólo recibirá 173 millones 795 mil 616 pesos; Jalisco tendrá 330 millones 369 mil 999 pesos; Estado de México, 588 millones 161 mil 491 pesos y para Michoacán 267 millones 67 mil 507 pesos.

Nuevo León, 283 millones 183 mil 626 pesos; Tamaulipas, 279 millones 894 mil 707 pesos, y Veracruz 356 millones 777 mil 867 pesos.

Críticas

El presidente Felipe Calderón ha insistido en defender su estrategia de combate al crimen organizado:

En los últimos días ha habido críticas, incluso en el extranjero, por la cantidad de muertos derivado de la estrategia de seguridad en el presente sexenio.

Incluso se presentó una denuncia hace unas semanas en la Corte Internacional Penal de la Haya por presuntos crímenes de lesa humanidad, en el marco de la estrategia de seguridad.

En sus recientes discursos, Calderón ha defendido la acción militar y los operativos contra la delincuencia.