Tags: tzotzil, sebastián collazo díaz, san juan chamula, roxana hernández santiz, paraje tojchotic, mitontic, etnias indígenas, coahuila, chiapas


Tuxtla Gutiérrez.- Roxana Hernández Santiz, indígena de 14 años y presa por autoridades comunales por abandonar supuestamente a su concubino, es resguardada por personal de la Procuraduría General de Justicia de Chiapas. La dependencia inició una averiguación previa por el delito de privación ilegal de la libertad de la menor tzotzil.

Roxana fue detenida el día 9 de marzo curso por autoridades tradicionales de San Juan Chamula, quienes exigieron la devolución de 24 mil pesos que su concubino pagó a sus padres para casarse con ella, según usos y costumbres indígenas. La joven fue acusada de abandono.

Luego de tres días de reclusión, la Fiscalía Especializada en Justicia Indígena intervino y liberó a la menor, a quien trasladó a la sede de la procuraduría de Justicia en San Cristóbal de las Casas. En esa sede recibió asesoría jurídica, atención psicológica y victimológica.

La dependencia estatal inició la averiguación previa 122/IN7A-T1/2014 por privación ilegal de la libertad contra quien o quienes resulten responsables, y precisó que la retención de la menor fue un atentado contra sus derechos humanos. Sin embargo, deslindó al personal del Tribunal Superior de Justicia, específicamente al juez de paz en la zona indígena.

La procuraduría confirmó que el día de su detención, Roxana fue citada por las autoridades tradicionales de San Juan Chamula, luego de que su pareja la acusara de abandono (desde noviembre pasado) por problemas intrafamiliares.

“Como parte de las investigaciones serán citados a declarar las autoridades tradicionales de San Juan Chamula y el ex concubino de la víctima”, aseguró la dependencia estatal.

Roxana, originaria del Paraje Tojchotic, municipio de Mitontic, se unió en concubinato con el sujeto que la demandó cuando tenía 11 años, es decir, que mantuvo una relación de tres años hasta que decidió separarse de su pareja.

La menor fue “comprada” en 24 mil 700 pesos, cantidad que presuntamente desembolsó el contrayente para consumar la unión. Esta situación aún es frecuente y común entre las etnias indígenas locales.

Sebastián Collazo Díaz, alcalde de San Juan Chamula, negó que la indígena fuera detenida; no obstante, el hecho fue confirmado por familiares de la víctima y por la procuraduría estatal.

En 2013 Collazo fue denunciado por estar implicado en el tráfico de indocumentados.

Rosa Hernández, madre de la adolescente, comentó que Armando López y Roxana “se separaron porque un día que estaban en su casa –la pareja vivía con ella en la casa de Vicente, el abuelo– pasaron dos muchachos por la carretera, le hablaron a ella y él se enceló, debido a “que no le tenía confianza a su mujer”.

También dijo que Armando llevó a Roxana a la casa de Vicente Hernández, padre de la menor, para devolverla con su familia. Es decir, la joven nunca huyó.

Tres días después Armando volvió a la casa de don Vicente, pero ahora para pedir que le devolvieran los 15 mil pesos que pagó por Roxana, más 9 mil de intereses. Y como ello no ocurrió, se quejó ante las autoridades tradicionales de San Juan Chamula.

Después de conocerse la detención de la indígena, la PGJE decidió iniciar una investigación del caso.

De acuerdo con las investigaciones que realiza la Fiscalía Especializada en Justicia Indígena, el domingo 9 la menor fue citada por las autoridades tradicionales del municipio de San Juan Chamula, debido a que era acusada de haber abandonado a su pareja, Armando López, en el mes de noviembre.

Estas exigían a Roxana, quien permaneció retenida de forma ilegal, el pago de 24 mil pesos por el supuesto delito de abandono.

La PGJE destacó que intervino personal de la Dirección de Atención a Víctimas de la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad para apoyar a la menor.

La dependencia también advirtió que, en el marco de la integración de la averiguación previa, serán citados a declarar las autoridades tradicionales de San Juan Chamula y la expareja de la víctima.