Washington, DC.- La exclusión de unos 11 millones de indocumentados en los planes médicos bajo la nueva ley de salud se resolverá con una reforma migratoria, aseguró hoy la directora de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

En una teleconferencia, Muñoz indicó que el Congreso carecía de votos suficientes para incluir a los indocumentados en los beneficios de una reforma al sistema de la salud, que fue promulgada el martes pasado por el presidente estadunidense Barack Obama.

“Esta es la razón por la cual la administración está invirtiendo bastante en una reforma migratoria”, puntualizó.

“La visión del presidente es que necesitamos una reforma migratoria”, agregó Muñoz, quien destacó que Obama continuará con los esfuerzos, especialmente en el Senado, para asegurar cambios al “quebrado” sistema de inmigración.

Bajo la nueva ley de salud, los indocumentados no podrán comprar con su propio dinero planes privados dentro de un programa de intercambio de seguros médicos administrado por el gobierno para abaratar costos.

Asimismo, se mantendrá la espera de cinco años para que inmigrantes legales accedan a beneficios públicos, de la cual están exonerados las mujeres embarazadas y niños que son residentes legales.

Muñoz dijo que los indocumentados pueden comprar seguros privados sin participar en el programa de intercambio y que la ley permite la asignación de 11 mil millones de dólares a clínicas comunitarias que no preguntan el estatus legal de los pacientes.

Manifestó que la ley de reforma de salud extenderá cobertura a 32 millones de estadunidenses, de los cuales nueve millones son latinos.

En la actualidad, uno de cada tres hispanos carece de cobertura médica, explicó la funcionaria de la Casa Blanca, quien agregó que

la población latina enfrenta elevados índices de asma, problemas respiratorios y diabetes, indicó.

La nueva ley promueve servicios gratuitos de prevención, protege de la discriminación, ofrece incentivos tributarios a empresarios que ofrecen seguro médico a sus trabajadores y asigna mayores recursos a Puerto Rico -Estado Libre Asociado-, sostuvo Muñoz.