Tags: sedu, saltillo, josé maría fraustro siller, coahuila


Saltillo.- A unos días del arranque oficial de las vacaciones de verano, la Secretaría de Educación en el estado ya puso en funcionamiento las bodegas de resguardo buscando evitar situaciones como las del año pasado, cuando el cálculo arrojó que se perdieron más de 900 mil pesos entre vandalismo y robos en diferentes escuelas de todo el estado.

Además de los equipos de cómputo, televisiones, lo que más atrae a los ladrones son las escuelas que tienen equipos de laboratorio, por ejemplo.

El programa, explicó José María Fraustro Siller, titular de SEDU, consiste además en reforzar la vigilancia de las escuelas con la cooperación de las autoridades dedicadas a la prevención del delito, pero además con el apoyo de los padres de familia.

Son tres bodegas en el estado que ya están operando desde este fin de semana.

“Lo que queremos es que todo mundo mande los equipos que sean importantes y que no sean objeto de vandalismo”, dijo.

Hizo además la solicitud a los padres de familia para que colaboren con la vigilancia de las escuelas, mecanismo que ha dado ya buenos resultados.

Desde el inicio del programa de bodegas de resguardo, las pérdidas han disminuido hasta 70%, aunque aún se siguen registrando robos de cable y daños en la infraestructura.