Tags: sedu, saltillo, revista vision saltillo, enlace, coahuila


Saltillo, Coah.- ¿Que hace a una escuela secundaria ser de la mejor desempeño y que tanto le falta a otra para estar en los primeros planos, aqui algunas diferencias.

INTRODUCCIÓN

El 30 de enero miles de estudiantes quedarán decepcionados al no encontrar un lugar en una secundaria de alta demanda; tras el examen de selección y la publicación de resultados empezará una segunda ronda para elegir escuela. Como cada año, la Secretaría de Educación se desgañitará diciendo que todas las escuelas ofrecen la misma calidad educativa.

Que en todas las escuelas secundarias públicas de Coahuila el personal docente es profesional y se capacita continuamente, que el plan y programas de estudio que ofrecen son los mismos en todas las secundarias, y se cuenta con instalaciones para atender al alumno.

Que se valoren los beneficios que se obtendrán al inscribir a los hijos en una escuela cercana a su domicilio, que el trabajo extraescolar de su hijo se fortalece, pues sus compañeros viven cerca. Sin embargo, los padres no entenderán razones y buscarán un lugar en alguna de las secundarias de mayor demanda.

Es 16 de enero de 2013, en la Secundaria Margarita Maza de Juárez, la de mejor desempeño en Saltillo, no hay clases. Igual hay otras 47 escuelas en el estado en las que los estudiantes dejan las aulas para que 22 mil aspirantes a obtener un lugar en las escuelas de alta demanda presenten su examen de admisión.

El escenario es conocido: con alumnos nerviosos con su ficha y lápices del número 2 en las manos y decenas de padres (de familia) --porque si no, no suena bien tratándose de escuelas-- apiñados en la reja. Pero en la Secundaria Técnica Número 72 de la colonia Zaragoza al oriente de Saltillo la situación es otra.

Hay clases y la única novedad es que habrá Escuela para Padres. En su primera sesión logra reunir a siete madres (de familia también) interesadas en el asunto. Los quequitos adornados con un “Gracias” por la asistencia se quedan en las mesas, el café y las galletas sobran.

La Técnica 72 tiene el último lugar en rendimiento escolar según el Instituto Mexicano para la Competitividad que desde 2006 a partir de la aplicación de la prueba ENLACE diseñó un instrumento para evaluar y comparar el rendimiento escolar entre instituciones públicas y privadas.

La Revista Visión Saltillo entrevistó a ambos extremos, al director de la secundaria de mayor demanda en la ciudad y a la directora de la escuela con el más bajo desempeño. Ambos responden a preguntas que ilustran el porqué de las diferencias, no sólo en las calificaciones de un examen, sino en las aspiraciones, entorno y equipamiento de ambas escuelas.


La Revista Visión Saltillo entrevistó a ambos extremos, al director de la secundaria de mayor demanda en la ciudad y a la directora de la escuela con el más bajo desempeño. Ambos responden a preguntas que ilustran el porqué de las diferencias no sólo en las calificaciones de un examen, sino en las aspiraciones, entorno y equipamiento de ambas escuelas.

ESTUDIANTES DE DIEZ

Jesús Hugo Cisneros Durán lleva 11 años de director al frente de la Secundaria Margarita Maza de Juárez, además de ser la de más alta demanda en la ciudad, también es la de mejor aprovechamiento en la prueba ENLACE.

Su cuota escolar es de mil 800 pesos y este año recibió un reconocimiento, ya que no sólo se ubicó entre las 10 mejores, sino que subió tres lugares respecto al año anterior.


TABLA DE POSICIONES

-¿Qué hace que una escuela sea de mayor o menor desempeño?

“Son varias cosas, es un conjunto de situaciones que se van presentando en la secundaria. Nosotros como secundaria tenemos ya varios años, no es el primero en donde todo lo que ha sido ENLACE y el perfil de egreso, de estar casi siempre en los primeros lugares, primero o segundo.

“Es la dedicación del maestro, los maestros verdaderamente se abocan al trabajo. La disciplina, aunque ahora las nuevas pedagogías nos indican que hay que ser más flexibles, hay que tener disciplina, si no, no se puede trabajar; la cooperación de los padres de familia es fundamental, hemos tratado de involucrarlos, sabemos que algunos no pueden porque trabajan, otros sí; sin embargo, estamos insistiendo y en motivar mucho a los muchachos, hemos estado hablando constantemente con ellos sobre lo importante, primero de estudiar para seguirse preparando que es lo fundamental”.

-¿Qué tipo de estudiantes tienen, cómo son?

“Tenemos estudiantes del tipo que no vienen nada más a estudiar la secundaria y se van. La mayoría vienen a estudiar porque van a continuar una carrera en preparatoria, eso a lo mejor, comparado con una escuela de bajo nivel académico, es que los muchachos de ahí con ir es más que suficiente y aquí no, aparte de que vienes tienes que cumplir con tareas, trabajos y participar en clase.

“Esa exigencia empieza desde la dirección hasta los administrativos y trabajadores manuales, todos tenemos que participar en eso, desde hacer nuestro trabajo bien, estar temprano, platicar con los padres, con los alumnos, en fin, todo el trabajo lo tenemos que realizar todos.

“No se puede hacer recaer esto en una sola persona, es un equipo de trabajo, en el que todos debemos de participar”.

-El entorno, ¿qué tanto tiene que ver?

“En el caso de nosotros, el entorno no es tan absorbente como en otras comunidades. Aquí la mayoría de las casas de las familias que viven alrededor de nuestra escuela ya son personas, la mayoría, adultos mayores que no tienen mucho contacto con la escuela y los alumnos de esta institución no son de este entorno, vienen de diferentes partes.

“Tenemos alumnos desde Ramos Arizpe, Arteaga, hasta alumnos de Vista Hermosa, como tenemos de aquí de la de Victoria, Xicoténcatl, ellos buscan la institución por institución y saben que si entran aquí también van a tener exigencias. No podemos nomás estarlos recibiendo”.

-¿Qué no se permite la escuela?

“No se permiten los pleitos, traer nada de sustancias inhalantes, ni de ningún tipo, no se permite fumar ni aquí ni alrededor, no se permite que estén en parejitas, todo está dentro del reglamento, nosotros no lo permitimos y por eso estamos constantemente vigilando.

“A la hora de salida tú verás que andan cuatro o cinco maestros alrededor de la institución checando que todo esté bajo control, a veces se nos da porque vienen muchos muchachos de prepa u otras instituciones que vienen a buscar a la muchacha, o al rival de amores o alguna cosa por el estilo, pero es muy difícil que los de nosotros participen en este tipo de situaciones porque ellos saben bien que hay sanciones”.

-¿En lo académico qué hace la diferencia si todos los maestros encargan tarea, aplican exámenes y cumplen un horario?

“La diferencia la hace la forma de trabajar de los maestros, el maestro sabe bien que por la misma situación que tenemos en la institución, de ser una escuela de alta demanda, donde se supone tenemos muy buenos alumnos, el maestro también tiene que poner mucho de su parte; prepararse, no faltar, estar al pendiente de ellos, hay muchos estímulos para maestros y eso hace que teniendo buenos alumnos y buenos maestros hay buenas escuelas”.

-La Secretaría de Educación afirma que todas las escuelas son iguales…

“La diferencia es la asistencia de los alumnos, porque si tienes escuelas donde el alumno no asiste es imposible que el muchacho pueda aprender, o que el maestro no asista también es la misma situación, o que el director no esté al pendiente o el administrativo no haga su trabajo. Es un círculo, si alguna parte se sale, encontramos nosotros los problemas del bajo rendimiento académico”.

TABLA DE POSICIÓN

La directora de la Secundaria Técnica 74, María Dolores Vázquez, tiene apenas dos meses en la institución. En la escuela se cobra una cuota escolar de 350 pesos, la cual no todos los padres cubren. A su llegada empezó a hacer cambios, se notan en la pintura fresca sobre la cual hay grafiti y en una manta en la que se anuncia la primera sesión de Escuela Para Padres, un intento por involucrar a los padres (de familia otra vez) en la educación de los hijos.

“No quiero echar culpas a quienes me antecedieron en la dirección porque no se vale, somos de los mismos”, dice apenas se abre la entrevista.

-¿Qué hace que una escuela sea de mejor o menor desempeño?

“Son muchos factores, uno de ellos es la disponibilidad y actitud de maestros y directivos en hacer que esto salga mejor, en llevar a cabo los trabajos y esto no es de un rato, es día con día. Vengo de la secundaria 12 en el medio rural, una escuela preciosa. Tengo dos meses y tantito aquí y hubo vacaciones.

“Yo creo que la disposición y actitud tanto de directivos y maestros es súper importante, me encuentro con un montón de grafiti desde que entras a la escuela, por dentro de los salones, la maestra ha estado 15 años aquí y no me dejará mentir en lo que le estoy diciendo.

“No puedo llegar cambiando completamente todo pero si empezar a ver, ahorita la actitud que tiene el subdirector de Secundarias Técnicas es estarnos rolando a los directores cada dos o tres años y tiene sus ventajas, porque llegas de nuevo y ves el panorama, te cuestionas y a lo mejor puedes cambiarlo.

“No sucede en las casas, ves algo que está estorbando y todo mundo le da la vuelta, llega un extraño y dice oye, por qué no lo quitan. Nos vamos acostumbrando a lo que ya está, llega una persona nueva y ve que hay muchas cosas que se pueden cambiar.

“Yo llego antes de las siete, la entrada es a las siete y estoy en la puerta junto con un prefecto recibiendo a los alumnos, al principio me veían rara, estaba sola, de un tiempo para acá me apoya un prefecto y me veían raro, como diciendo qué le pasa.

“Pero acostumbras a los alumnos a saludar, algunos llegan adormilados y los animamos, los despertamos con el saludo, el buenos días, tomarte en cuenta desde que entras para mí es algo importante. A la segunda semana implementamos un día cambio de actividad, empezamos a pintar, a los maestros se les reunió antes y se les dijo que se organizaran, que le pidieran a todo el grupo que vengan o que designaran a un grupo de alumnos a que vinieran a pintar, en un cambio de actividad, que vinieran con otra ropa.

“Que les cueste a ellos, se les decía que íbamos a pintar, que queremos que cambie la escuela. Van cinco veces que pinto, lo amarillo que está enfrente. A las 12 de la noche vienen los grafiteros y nos han pintado cinco veces. El portón lo acaban de instalar y ya tiene grafiti, lo van a pintar otra vez pero es ir contra muchas costumbres tan feas pero aún así, en las mañanas, tanto alumnos como maestros llegaban tarde.

“Yo no les decía nada los primeros días. Esto empieza con los valores que estamos fomentando y la cabeza es importante. Los maestros tenían que empezar por ellos mismos, el ejemplo es importante”.

-¿Qué tipo de estudiantes tiene? ¿Para ellos la secundaria es un medio o un fin?

“Algunos ni siquiera quieren (calla y corrige)… hay diferentes grupos. Algunos sí tienen intención de continuar, otros con la secundaria la hace, cada quien trae diferentes expectativas, pero en las mañanas les estoy diciendo: yo tengo los mejores alumnos de todo Saltillo.

“La primera vez me dijeron: ‘ay maestra’, pero no importa, tenemos que cambiar la mentalidad, la Secretaría General de la escuela y yo pasamos a cada uno de los salones en donde les dijimos a los papás que ellos les fomentan valores en su casa y nosotros reafirmamos lo que nos mandan.

“Hace muchos años una mamá dijo ‘noo, yo no voy a mandar a tal escuela a mi hijo porque ahí son bien feos’, pero en las escuelas tenemos lo que ustedes nos mandan, le respondí.

“Pasé a cada salón y pedí que no tomaran a mal que estoy cerrando la puerta. Ya son cada vez menos los alumnos y maestros que llegan tarde, se les retiene si llegan tarde, se les dice que la entrada es las siete, pedimos fomentar el hábito de la puntualidad, es el momento. Ahorita están definiendo su personalidad y desde ahorita, no me lo tomen a mal, estoy cerrando con candado y aún así ya son cuatro o cinco niños. Sí los paso, pero saben que no interrumpiremos a los maestros, ayudan en labores de limpieza, sí se les deja entrar pero no al salón.

“Con los maestros está pasando también, los coordinadores, como la maestra están dándoles seguimiento, que traigan su plan de trabajo, es cambiar actitudes empezando por nosotros”.

-¿El entorno qué tanto tiene que ver?

“Es muy adverso para lo que nosotros queremos pero lo vamos a lograr. Tengo fe y confianza en que lo vamos a lograr entre todos, el principal problema es la actitud de los padres, el vandalismo, hay niños que no están estudiando, los ‘ninis’ que hay en todos lados que a media noche vienen y grafitean.

“En vacaciones me apedrearon a uno de los intendentes que se queda de velador, hacen orificios en las paredes para escalar y luego brincarse y hacer daños, andan drogados, eso es lo que tenemos en contra”.

-¿En lo académico qué hace la diferencia si todos los maestros encargan tarea, aplican exámenes y cumplen un horario?

“Creo que es la actitud, si yo le exijo a mi coordinadora, le pregunto del seguimiento y acompañamiento a maestros, porque ya no se llama supervisión, si a ella le exijo trabajo, ella a la vez exige más adelante. Eso es lo que hace algo de diferencia. Relativamente todo es igual”.

-La Sedu dice que todas las escuelas son iguales, ¿lo son?

“Creo que son los mismos maestros, trabajan aquí y allá, las condiciones son diferentes, el nivel socioeconómico que asiste a esta escuela son muchachos de por aquí, de colonias, de cartolandia, que les dicen. Quiera que no la situación socioeconómica es muy diferente a una escuela que está allá (señala a Saltillo) donde hay transporte. Un muchachito difícilmente pagará el transporte hasta allá, el nivel socioeconómico es muy diferente.

“Aquí no todos los niños podrían tener una computadora con acceso a Internet para hacer sus tareas más presentables o más bonitas; son diferentes las condiciones, aunque seamos todos de gobierno. El apoyo que se les da a las escuelas del estado es mucho mayor que el que recibimos las escuelas del Gobierno federalizado, honestamente no estamos en las mismas condiciones socioeconómicas.

“Usted pide una cuota en la secundaria de mil 500 pesos en una escuela 4, secundaria técnica 4 y no le dicen que no. La mayoría son hijos de maestros que trabajan por ahí o nietos, o personas que les queda de paso para en su vehículo dejar ahí a los hijos.

“Si pagas cuota las condiciones te mejoran, puedo meter un minisplit en cada salón como lo pude hacer en la 4, es diferente, las condiciones son diferentes, aquí es de 350 pesos y no todos lo pagan.

“Estoy batallando con lo de la pintura porque cada rato se nos acaba y aunque el Gbierno diga que la educación es gratuita, el mantenimiento de las escuelas es con base en las cuotas que aportan los padres y las mejoras que se hacen también.

“Si quiero comprar escobas, trapeadores y detergente para el baño es con las cuotas de padres, no tengo una partida de la Secretaría de Educación o del Gobierno que nos esté dando para pintar o arreglar, tengo cuotas de padres”.

“Espero que el próximo año no aparezcamos en ese lugar. Estamos mejorando”.

“Tiene mucho qué ver quién sea tu jefe”

Yolanda Elizalde, secretaria general y profesora durante 15 años en la Secundaria 74 afirma que tiene mucho qué ver quiénes encabezan la dirección de una escuela para determinar su grado de rendimiento escolar.

“Han pasado tres directores, ella es la tercera y de veras que sí tiene muchísimo que ver quién sea tu jefe inmediato, en el caso de nosotros que son los directivos, porque no voy a decir nombres, pero de ahí salen muchas situaciones.

“El segundo director que tuvimos, después de haber tenido a una institución como director porque fue quien fundó la escuela, llega otro y el profesor llegaba a las ocho y media de la mañana y es muy fácil acomodarnos, por comodidad de los mismos maestros a que él llega tarde y yo por qué no.

“No pensamos en que la obligación es llegar temprano. A mí no me importa a qué hora llegue el director, porque a quien le rindo cuentas es a mis alumnos y tengo que estar temprano, pero sí vienen algunas descomposiciones.

“Ella mejor que nadie puede decir que cumplíamos como tenía que ser, llega otra persona, con otra mentalidad, no se hacían honores a la bandera y se perdió mucho con esas situaciones. Si tiene mucho que ver la persona que llega como directivo.

“Se ha pedido apoyo para que la Policía de rondines pero no hay, no se dan abasto, pero hubo un tiempo en el que venían sólo para que les firmáramos los rondines pero no venían, sólo querían que firmaras para decir que habían cumplido”.

Aunque ningún miembro del personal docente de la Secundaria Técnica 74 mencionó su nombre, Ismael Vanegas Hernández, es quien aparece como director en la página del Instituto Mexicano para la Competitividad en el reporte 2012.

Son injustas las comparaciones: Sedu

Para Melchor Maldonado Jiménez, coordinador de Innovación y Calidad Educativa las comparaciones entre escuelas son injustas.

“La escuela Margarita es una escuela de alta demanda, de inicio ahí entran los alumnos que pasan un examen, de 800 o mil alumnos que presentan se quedan los mejores alumnos de esa generación, de entrada ya tiene ventajas sobre otras escuelas porque es una donde tuvieron oportunidad de escoger a los alumnos.

“En la prueba ENLACE tendríamos que ver el esfuerzo realizado por la escuela, no una escuela con otra, sino en el histórico de la escuela, cómo se ha ido desarrollando con el tiempo. Si es una escuela donde se le ve esfuerzo, que va creciendo su porcentaje de alumnos es bueno y excelente debemos de aplaudir a la escuela aunque no esté en un nivel de la Margarita”.