México.- En un segundo día de enfrentamientos entre fuerzas federales y presuntos integrantes del cártel de “La Familia”, la Policía Federal detuvo ayer en el municipio michoacano de Lázaro Cárdenas, después de intercambio de fuego, a dos de los presuntos agresores que este sábado atacaron con armas de alto poder y granadas instalaciones de la corporación en Michoacán, Guerrero y Guanajuato.

La captura de Antonio Farfán Sánchez, de 20 años, y Rafael Antonio Gómez Pérez, de 25, fue resultado de los operativos de búsqueda y localización de los agresores, que permitieron ubicar en la comunidad de Guacamayas, Lázaro Cárdenas, a varios hombres armados, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

Al percatarse de la presencia policiaca, los presuntos atacantes comenzaron a disparar, originándose un enfrentamiento que duró varios minutos, en el que falleció un presunto agresor identificado sólo por su apodo, “El Cuervo”, y fueron detenidos Farfán Sánchez, originario de Guacamayas, y Gómez Pérez, de Zihuatanejo, Guerrero.

En el lugar del enfrentamiento, la Policía Federal aseguró tres armas largas AK-47, “cuerno de chivo”; una pistola calibre 38 Súper; 14 cargadores para AK-47; siete cargadores para pistola 38 Súper, 600 cartuchos; tres chalecos tácticos, un chaleco antibalas, cuatro radios y una camioneta Suzuki, modelo 2009, sin placas de circulación.

La SSP reiteró que las agresiones de grupos armados contra instalaciones de la Policía Federal en Michoacán, Guanajuato y Guerrero se dieron en respuesta a la detención, el sábado, de Arnaldo Rueda Medina, “La Minsa”; “coordinador de coordinadores” del grupo delictivo La Familia Michoacana.

Recordó que tras la detención del presunto delincuente, sus cómplices intentaron rescatarlo con un ataque a las instalaciones de Comisaría de Sector en Morelia.

Otras instalaciones federales atacadas en represalia a la detención de “La Minsa”, según la SSP, fueron las de Morelia, Zitácuaro, Zamora, Lázaro Cárdenas, Huetamo y Uruapan; así como al hotel en el que se hospedaban elementos de las Fuerzas Federales de Apoyo en Apatzingán. En Guanajuato, fueron atacadas las oficinas de la corporación en Celaya y León, en Guanajuato, así como la de Ciudad Altamirano en Guerrero.

Los detenidos, junto con las armas y demás objetos asegurados, fueron trasladados a la ciudad de México, para ser puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada.

Ataque a hotel

Ayer Lázaro Cárdenas volvió a ser escenario de un ataque a balazos contra el Hotel Sol del Pacífico, sede provisional de la comandancia regional de la Policía Federal.

La agresión fue contra el Hotel Sol del Pacífico, ubicado en el centro del puerto, y que desde hace varios meses fue habilitado como cuartel general de los elementos de la Policía Federal que llegaron del Distrito Federal para apoyar el combate contra la delincuencia organizada.

A las cuatro de la madrugada del domingo, desde dos vehículos en movimiento dispararon en numerosas ocasiones contra el hotel. Un agente federal resultó herido en el hombro por una bala.

Cuatro horas después se dio la voz de alerta en todas las corporaciones policiacas por la persecución de gente armada por elementos de la Policía Federal en la colonia Campamento Obrero de la Tenencia de Guacamayas, a unos 10 kilómetros del puerto, en las inmediaciones de la presa La Villita que divide a Guerrero y Michoacán.

Una amplia zona de esa colonia fue acordonada por unos 55 efectivos del 82 Batallón de Infantería, al mando de cuatro oficiales y por 49 infantes de marina dirigidos por un capitán de fragata de la Armada de México.

En la calle Río Mezcala, de la colonia Campamento Obrero, 50 policías federales rodearon una camioneta Suzuki gris, sin placas de circulación, con numerosos impactos de bala y en la que había un hombre muerto.

El hombre, de unos 19 años, aún tenía entre sus piernas un rifle AR-15.

Un comandante de la PF dijo que durante el enfrentamiento se detuvieron a los dos hombres que presumiblemente participaron en el ataque a los federales.

En la zona también fue cateada una presunta casa de seguridad.

Asimismo se registraron enfrentamientos a balazos en la salida del puerto hacia la autopista Siglo XXI que conecta con Morelia.