Tags: yucatán, violación, seguridad, mérida, mérida


Mérida.- Ayer fue entregado a sus familiares el cuerpo de Frida Vela Ruiz, la niña de 5 años que fue violada y asesinada de una pedrada el domingo en Izamal.

El sepelio se realizó en el cementerio de Xoclán, a donde acudieron decenas de conocidos.

Familiares piden justicia por la muerte de la menor: “Fue una bestia el que cometió el crimen”.

Según, peritos de la Fiscalía, es uno de los crímenes más sangrientos.

Por los indicios que se encontraron en el lugar, el sujeto que abusó sexualmente de ella y luego la mató habría entrado a la habitación donde la niña dormía; la sacó de la casa y en el lado poniente de la vivienda abusó de ella.

Se encontraron manchas de sangre de la niña que, al parecer, opuso resistencia.

De acuerdo con las investigaciones, para evitar que la menor gritara, el violador la habría golpeado con un objeto contundente, según peritos, tal vez un madero. Ya en el suelo, el asesino le golpeó la cabeza con una piedra.

Por la rigidez del cuerpo al ser hallado, el homicidio habría ocurrido entre las 2 y 3 de la madrugada.

Luego del crimen el homicida cargó el cuerpo y lo arrojó entre matas de plátano. En la casa quedó la roca que le tiró en la cabeza a la menor.

Oficialmente aún no hay detenidos, aunque hay sospechosos, entre ellos Óscar Vela Muñoz, tío de la niña.

Vela Muñoz es portero de las Cobras de Tekal de Venegas en la Liga Estatal de Fútbol de Ascenso.

El año pasado fue el portero titular del Mérida F.C. en el torneo de Copa de la Liga de Primera Fuerza. Le apodan “La Changa”.

Se averiguó que Vela Muñoz tenía planes de contraer matrimonio en julio próximo

Familiares de Oscar Vela Muñoz, señalado por la policía como el homicida de Frida Sofía Vela Ruiz, acudieron esta mañana a las oficinas de la Fiscalía General del Estado y a la Comisión de Derechos Humanos, para indagar sobre el paradero del tío de la niña brutalmente asesinada.

La esposa y suegra del joven de 28 años declararon que desde el domingo no saben en dónde está Vela Muñoz.

Según los familiares, ya acudieron a las oficinas de la policía ministerial de Izamal y de Mérida y nadie les da información sobre su pariente.

De acuerdo con los parientes, hay otras evidencias que indican que alguien ajeno a la familia pudo cometener el crimen, pero que la policía no investiga.

EL Diario de Yucatán