Tags: saltillo, policia saltillo, coahuila


Saltillo.- En la orfandad terminó un pequeño de siete años después de que su padre condujera en estado de ebriedad sobre la carretera a Zacatecas, ahora sus abuelos se encargaron de realizar los trámites pertinentes en torno al desafortunado accidente que cobró la vida de tres personas.

Se trata de Mayra Elizabeth Reyna Rodríguez, de 22 años, quien viajaba en la parte trasera del compacto con el pequeño Jonathan, además de su pareja y responsable del accidente, Luis Gerardo Rizada Castillo, de 21 años, quien llevó también a la muerte a su hermano Édgar, quien pereció en el Hospital General.

Luego del aparatoso accidente, fueron las abuelas de Jonathan las encargadas de acudir a las instalaciones de la PGJE para reclamar los cuerpos, trascendiendo que los hermanos fallecieron debido a una contusión profunda de cráneo.

Además se dio a conocer que el menor Jonathan Rodríguez Reyna se encuentra fuera de peligro debido a que tras el encontronazo sólo sufrió una fractura en el pie izquierdo, por lo que permanece en el Hospital del Niño.

Hasta el momento se dio a conocer que madre e hijo viajaban en la parte trasera del vehículo con láminas FET2113, lo que al parecer fue el instinto de madre el que llevó a Mayra a proteger a su pequeño al prever el impacto frontal.

Elementos del Cuarto Grupo de Homicidios dieron por concluido el caso del accidente suscitado en el kilómetro 302+800, de la carretera a Zacatecas, ya que el responsable del compacto falleció en el lugar.