México, DF.- La crisis de seguridad que enfrenta Nuevo León obligó al gobierno de ese estado a reclutar jóvenes en el Distrito Federal para la nueva policía denominada Fuerza Civil, en la cual los elegidos tienen la oportunidad de continuar su estudios, obtener un posgrado en el Tecnológico de Monterrey, atención médica en hospitales privados y un seguro de vida de hasta 2 millones de pesos.

Con un sueldo inicial de 9 mil pesos mensuales --mientras reciben capacitación durante cuatro meses en la Academia de Policía de la entidad (en la graduación se les da un bono de 10 mil pesos)--, un aspirante con estudios universitarios puede ganar hasta 18 mil 550 pesos al mes y a los seis meses de labores puede obtener un crédito para vivienda, además de un seguro médico de gastos mayores.

Dichos beneficios son los mismos para quienes cuentan con secundaria o educación media superior terminada, lo único distinto es el monto del salario, que puede ir de 13 mil a 16 mil pesos, informa Milenio.

El proyecto de la Fuerza Civil, con el cual se busca regresar la paz a esa zona del norte del país, fue impulsado por el gobernador Rodrigo Medina y el presidente Felipe Calderón, aseguran los reclutadores.

Otro beneficio es que los futuros integrantes de las unidades de operaciones, de investigación e inteligencia, podrán contar con becas para estudiar en la Universidad de Nuevo León. Asimismo, se busca firmar un convenio con el Instituto Politécnico Nacional (IPN), que abrirá un campus próximamente en Monterrey, con la propia Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad del Valle de México, que está el mismo proceso.

La elección de personal en el Distrito Federal se da a través de volantes que se reparten en las estaciones y vagones del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Para llegar a los módulos de la Fuerza Civil --ubicados en los hoteles Fiesta Inn-- primero se tiene que hacer una plática telefónica, cuyo entrevistador asegura estar en las oficinas del gobierno de Nuevo León.

Para ser elegido y conducido al módulo, el operador pregunta al candidato los siguientes datos: grado de estudios, edad, si ha formado parte de alguna corporación policiaca federal, estatal y municipal, antecedentes penales, estatura, peso, si tiene tatuajes o perforaciones.

A una entrevistada, que es pasante, se le dijo lo siguiente: "Por su grado de estudios le ofrecemos el puesto de análisis de inteligencia, que es un puesto que se encarga de investigaciones, nada más que es 100 por ciento en oficina, en un centro de inteligencia, nada más que ahorita no hay vacantes para que entre directamente a ese puesto.

"Serás capacitada cuatro meses y luego puede pedir su cambio para que la asciendan, porque todos en la Academia se gradúan como oficial operativo."