Si el termómetro marca los 38 grados lo mejor será llamar al médico; pero, mientras tanto, puede intentar bajar la temperatura con estas estrategias bien caseritas.

» Mezcle partes iguales de tilo, manzanilla y tomillo. Prepare una infusión con estas hierbas, cuele y bébala tibia. En un recipiente con una taza de agua hirviendo agregue una cucharada de tilo. Deje reposar unos cinco minutos y cuele. Beba tibio.

» Los masajes en los pies con aceites esenciales pueden resultar muy beneficiosos. Entonces, prepare una mezcla de unas gotas de salvia, lavanda, tomillo, eucalipto y aceites de almendras. Mezcle bien y masajee los pies del enfermo.

» A un recipiente con agua hirviente súmele 25 gramos de hojas frescas de salvia, 50 gramos de miel y tres cucharadas de jugo de limón. Cuele y beba lentamente.

» Muy conocido y efectivo a la vez; la fiebre puede bajarse aplicando paños fríos sobre la frente.

» Macere durante 15 días un puñado de hojitas de romero en medio litro de alcohol puro. Cuele con un filtro de papel y guarde en un recipiente de vidrio. Se usa para hacer fricciones suaves en todo el cuerpo. Pero recuerde que no conviene utilizar este método sobre la piel de los chicos.