×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 6 años
[Revista Vision

Twitter y su poder político

Camelia Muñoz

La forma de ubicarse en el top de los “30 twitteros” es por medio de la cantidad de fans no necesariamente por la calidad

Imprimir
Saltillo.- Durante los primeros meses del 2013 Miguel Ángel Riquelme Solís fue el político coahuilense que logró filtrarse en el ranking de los 30 políticos nacionales con mayor presencia en twitter. Se ubicó en el lugar 21 con 4 mil 76 seguidores, aunque hasta la primera semana de marzo contaba con 4 mil 941 contactos.

El sitio los30tuiteros.com presentó su reporte en el primer mes de enero cuya lista era encabezada por Enrique Peña Nieto, seguido por Felipe Caderón, Javier Lozano, Andrés Manuel López Obrador. El listado continuaba con nombres de priístas, perredistas, el ex candidato presidencial del Panal, Gabriel Quadri, para posicionar más abajo en el lugar 19 al gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina; en el 20 al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y luego en el sitio 21 al lagunero y hoy candidato a la Presidencia Municipal de Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Después de él se encuentra Francisco Olvera, gobernador de Hidalgo y Luis Felipe Bravo, ex dirigente nacional del PAN.

La forma de ubicarse en el top de los “30 twitteros” es por medio de la cantidad de fans: Riquelme Solís cuenta con 132, mientras que su antecesor, Javier Duarte, tiene 136 y Bravo Mena, 117. También por la cantidad de “Retwitt” que hace diariamente y la cantidad de respuestas que recibe.

El político lagunero es uno de los dos que lograron colarse a uno de los sitios de dicho “ranking”. El otro es el panista guanajuatense Luis Villarreal.

De los 30 políticos mencionados, 14 de ellos son del PRI; 10 del PAN; cuatro del PRD; Gabriel Quadri del Panal y Manuel Espino del Movimiento Concertación Mexicana.

La cuenta personal del ex secretario de Desarrollo Social y de Gobierno en la actual administración estatal es la única que aparece de coahuilenses en dicho análisis del organismo que lleva a cabo el estudio en México, de la misma manera que lo hace en España, Colombia, Venezuela y Chile.

El político lagunero intensificó su actividad en las redes sociales desde hace meses que inició su trabajo como legislador plurinominal y coordinador de la fracción parlamentaria en la Cámara Baja.

Lleva en su historia cibernética 5 mil 904 twitt; cuenta con mil 792 contactos a quienes sigue y 4 mil 991 seguidores.

Le dedica 51 minutos 30 segundos diariamente a estar en twitter, en los cuales al menos hace 15.5 “retwitt” y recibe siete respuestas a sus twitt,

Su cuenta se creó en febrero del 2010 y es a partir del pasado mes de noviembre cuando empezó a tener más actividad en el ciberespacio.

Saludos, noticias sobre el lugar donde se encuentra, reuniones con vecinos de algunos sectores y el reenvío o “retwitt” de noticias o de lo escrito por sus seguidores es la principal actividad que desarrolla.

Durante el pasado sábado 9 de marzo, el candidato del PRI a la Alcaldía de Torreón realizó 20 y twitt y reenvió 60, todos relacionados con la toma de protesta de los candidatos por el PRI a las 38 alcaldías y en cuya ceremonia fue quien habló a nombre de sus compañeros.

QUIENES MÁS TWITTEAN

Y si del manejo y presencia en redes sociales se trata, el diputado federal Ricardo Mejía Berdeja, del Movimiento Ciudadano, así como la senadora priísta Hilda Flores Escalera saben de qué se trata y para qué funcionan las nuevas herramientas. Ambos son los políticos coahuilenses que más utilizan twitter.

Mejía Berdeja tenía hasta la primera semana se marzo 28 mil 60 twitt y cuenta con 7 mil 80 contactos a quienes sigue y 6 mil 706 seguidores.

En tanto la senadora priísta twitteó 21 mil 512 veces, tiene 12 mil 559 seguidores y sigue a 9 mil 734. La diferencia entre ambos es la cantidad de twiit emitidos, pero también lo que escribe, ya que mientras Mejía Berdeja se dedica más a dar a conocer su trabajo y la del partido en la cámara baja y alta, sus propuestas, la senadora del tricolor, además de eso tiene una gran cantidad de mensajes de alabanza al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y al Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, así como a su partido, el Revolucionario Institucional.

En lo que corresponde a la cuenta del Mandatario coahuilense, Moreira Valdez utiliza las redes sociales para difundir sus actividades. Cuenta apenas, hasta los primeros días de marzo, con 2 mil 719 twitt y sigue a 13 mil 275 twitteros, pero cuenta con más de 43 mil seguidores.

Otro de los que utiliza con frecuencia la herramienta del twitter es el Alcalde de Saltillo, quizá el único que realmente sabe de lo que se trata el manejo de su cuenta.

Registraba 11 mil 504 twitt, todos ellos relacionados con las actividades en el Ayuntamiento: sus reuniones, sus programas, eventos, declaraciones y anuncios, además de responder a los cuestionamientos y peticiones de los ciudadanos, logrando una interacción con sus seguidores o quienes incluso le cuestionan su actividad.

Contaba hasta el mismo periodo revisado con 37 mil 480 seguidores.

A diferencia de lo que hace el Alcalde de la capital del estado de Coahuila, el de Torreón Eduardo Olmos Castro casi no maneja la herramienta cibernética: apenas ha twitteado 114 veces y la diferencia de los contactos a quienes sigue y quienes los siguen es muy grande, él tiene un registro de 7 mil 196 contactos a quienes sigue la huella, pero apenas 2 mil 725 seguidores.

Su cuenta es manejada para difundir las actividades en el Ayuntamiento, pero la falta de frecuencia es lo que se observa. Como ejemplo más reciente es que el pasado mes de febrero escribió comentarios el 28 del citado mes y transcurrieron varios días para regresar a la red social; no fue hasta el 5 de marzo que volvió a utilizarla. Sin embargo ha transcurrido meses sin que el edil torreonense tenga presencia en las redes sociales.

El líder estatal del PRI, David Aguillón Rosales, tampoco es fan de las redes sociales y pese al contexto político actual en el estado, pareciera no darle importancia al alcance de las mismas. Apenas cuenta con 319 twitts; cuenta con 693 contactos a quienes sigue y 3 mil 381 seguidores.

Su actividad contrasta con la que realizan organizaciones adheridas al PRI, quienes tienen una activa labor en twitter.

Otro de los que tiene actividad importante es el ahora delegado de la Secretaría de Economía en Nuevo León, Enrique Martínez y Morales, con 5 mil 882 twitt y cuenta con cerca de 10 mil seguidores.

En el caso de los panistas, el líder estatal Carlos Orta, aunque no registra muchos seguidores ni a quiénes sigue, sí mantiene una importante cantidad de twitt con más de 10 mil.

Guillermo Anaya, ex senador y hoy diputado federal, cuenta con poco más de 3 mil 800 twitt, sigue a más de 5 mil usuarios y cuenta casi 14 mil 300 seguidores.

Silvia Garza es la que empieza el manejo de redes sociales como el twitt y ha enviado mil 805 mensajes, mientras que Esther Quintana, diputada federal, apenas ha escrito 845 mensajes. Ambas cuentan con alrededor de mil 900 seguidores, aproximadamente.

En tanto Luis Fernando Salazar, senador panista también, tiene más de 6 mil 268 seguidores y ha enviado 2 mil 759 twitt.

El tiempo y la importancia que las redes sociales tienen en la actividad política de Coahuila no es muy representativa para los resultados que han tenido en otros países, o en otras actividades.

Como ejemplo de lo que se puede hacer en twitter es el caso de Sergio Avilés, quien por medio de su cuenta ‏@seraviles se ha convertido en uno de los coahuilenses con mayor actividad: 59 mil 957 twitt relacionados con su producción editorial, mantiene una estricta interactividad con sus 15 mil 776 seguidores y 15 mil 946 a quien sigue.

En la cuenta incluso se pueden observar descripciones de paisajes locales y hasta recetas, lo que habla de la diversidad de temas que se pueden encontrar en su cuenta.

LA IMPORTANCIA DE LAS REDES SOCIALES

De acuerdo con la empresa Quadratin, el manejo de las redes sociales puede permitir a los políticos un posicionamiento en la opinión pública de sus intereses y propuestas, independientemente de lo que hagan los medios de comunicación tradicionales y masivos como es la radio, televisión y prensa impresa.

“Por ello, un político de vanguardia debería pensar en estar en redes sociales interactuando con la gente, enriqueciendo la cultura política democrática y mostrando su trabajo con más trasparencia”, subraya en su sitio electrónico.

A diferencia de lo que pasa en países como Estados Unidos, donde las redes sociales son manejadas para difundir las propuestas y hacen uso además de Youtube, en México los recursos digitales son usados por partidos y funcionarios de elección popular o quienes aspiran a éstos para desprestigiar al contrario.

Aprovechando que ni la legislación de Coahuila ni las leyes electorales a nivel federal regulan la actividad en redes sociales, es común ver este tipo de actitudes que lejos de promover la participación ciudadana y la colocación de los políticos en la preferencia de los electores, desalientan a la población que debiera salir a votar, aseguran los expertos.

Un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet establece que en el 2011 había en México 34.9 millones de usuarios de internet y de ellos más del 60% utilizan las redes sociales , de ahí la relevancia de la plataforma digital que parece no ser importante para los políticos coahuilenses.

¿Para qué sirve Twitter en política?

Si algún candidato (o analista) espera que el nivel de popularidad en Twitter se traduzca en puntos porcentuales automáticos en intención de votos de encuestas, necesita un asesor en redes sociales y de paso, una actualización sobre el uso de estas herramientas en campañas políticas en los últimos dos años.

Esto no quiere decir que Twitter no sirva en una campaña política. En la elección primaria demócrata y en la elección nacional, el equipo de Barack Obama usó Twitter intensivamente. ¿Modificó intención de votos? Hmmm, difícil saberlo (tendríamos que saber qué hubiera pasado si no lo hubiesen usado), pero de que ayudó a hacer de Obama una marca, ni duda cabe.

Twitter no sustituye a las estrategias tradicionales de promoción política: las visitas a colonias, los mítines, y la publicidad comprada. La red social puede, eso sí, complementarlas todas… si es usada adecuadamente.

Entonces, ¿para qué sirve Twitter en una campaña política? Se me ocurren cinco cosas:

1. Redondear la marca del candidato. El contacto físico con un candidato es una anomalía para un ciudadano común. Twitter permite un contacto directo alternativo. En sus mensajes, en su tono, en su posicionamiento, el político puede ensamblar una imagen coherente de su candidatura y su personalidad. Una marca que puede además trasladarse a su campaña de a pie. En esto, la campaña presidencial de Obama es guía obligada: de ahí nacieron eslogans, imágenes y datos que a la postre fueron clave en la definición de su personaje mediático.

2. Atraer atención sobre temas. Los medios tradicionales recuperan usualmente elementos igualmente tradicionales de una campaña. Twitter es una herramienta ideal para posicionar temas descuidados en los que un candidato cree tener una ventaja comparativa y mover la contienda hacia allí. En otras palabras, fijar la agenda. ¿La razón? Si algo hace ruido en Twitter, muy probablemente será recuperado por los medios tradicionales.

3. Entrenamiento y debate. ¿Te quieres preparar para lo peor? Hazlo en Twitter. Los debates más complejos y útiles se pueden tener en Twitter. Al interactuar en directo con usuarios de la red, se expone a todos los escenarios de discusión y ataque posibles. Es así, como colectivo, Twitter es implacable e hiperinformado. No encontrarás un oponente similar.

4. Movilizar a esos pocos intensos. La crítica más frecuente contra Internet como herramienta de movilización es el número reducido de usuarios. Es cierto, en México hay apenas unos 150 mil tuiteros. Ellos no harán la diferencia aritmética en una elección. Pero ojo, lo que les falta en peso demográfico, les sobra en sofisticación política, voz, y acceso a información. Si como candidato logras hacerte del apoyo de algunos de estos usuarios, tienes de facto a emisarios activos de tu campaña, que bien pueden funcionar como potentes bocinas en la red, pero que también pueden trasladarse a las calles. Twitter no es una alternativa a la movilización, es su ideal complemento.

5. Adquirir y generar información. Twitter es un mercado voraz y plural de opiniones y consumidores de información. No hay una pregunta que quede sin responder, ni una respuesta que quede sin leer. Así, un candidato tiene un aproximado útil sobre temas locales en agenda que puede resultar clave como guía mínima de navegación, al tiempo que puede informar sistemáticamente sobre actividades de campaña, posicionamientos de política pública y, de manera relevante, sobre atributos enteramente personales.
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace cerca de 16 horas
[Coahuila]
hace cerca de 16 horas
[Local]
hace cerca de 16 horas
[Seguridad]
hace cerca de 16 horas
[Deportes]
hace cerca de 15 horas
similares