Tags: saltillo, expo feria saltillo, coahuila, club de leones de saltillo


Saltillo, Coah.- A 73 años de su fundación, el 8 de octubre de 1938, el Club de Leones de Saltillo es una organización reconocida ampliamente por los saltillenses gracias a su labor altruista.

En todos estos años sus esfuerzos no sólo se han enfocado a la asistencia social con la entrega de despensas, lentes, juguetes, medicamentos o sillas de ruedas sino que ha ido más allá con la construcción de instituciones educativas que luego fueron entregadas a la Secretaría de Educación.

Entre esos planteles se encuentra la Escuela para Invidentes que se localiza en la colonia Chamizal, así como el Centro Oftalmológico en la colonia Fundadores, que ha dejado de dar servicio, pero que se pretende reabrir para que continúe ayudando a la población más desfavorecida.

El presidente de la asociación Jorge Cabrera Salas y el secretario Félix Reojas Flores relatan sobre las actividades benéficas que realizan y la necesidad de que cada día más gente se sume a labores altruistas.

¿Cuándo se fundó esta organización y con qué objetivo?

“El club surgió el 8 de octubre de 1938 con el lema ‘Nosotros Servimos’. Un grupo de saltillenses pensaron en ayudar a la comunidad y fundaron el Club de Leones de Saltillo”.

¿Qué actividad realizan con las personas que atienden?

“Uno de los principales programas es Primero la Vista, que tiene el objetivo de ayudar a la gente que más lo necesita para ver mejor a través de donativos de lentes y ahí captamos a personas que tienen problemas de cataratas y les ayudamos en forma gratuita a que los operen en un hospital del Club de Leones de Guadalupe, Nuevo León, que nos da servicio a los clubes de la región.

“Otro programa es la donación de 200 despensas que se entregan cada mes a personas de la tercera edad, también apoyamos a personas que necesitan medicamento y con que nos lleven sus recetas recientes se las surtimos. Damos apoyo a la Escuela de Invidentes que fundó el Club en 1978 y que luego pasó a ser parte de la Secretaría de Educación, donde hay como 40 personas, desde niños hasta adultos, que realizan diversas actividades. Los niños llegan temerosos porque en sus casas están arrinconados porque no ven, pero ahí se les enseña a vestirse, asearse, comer y todas las actividades cotidianas. También hay primaria y secundaria y la intención es que se integren a la vida cotidiana, incluso hay quienes son muy buenos para cuestiones artísticas.

“También vamos en diciembre cada año a realizar la Navidad Leonística, en la que damos despensas, les hacemos posada a los niños y les llevamos juguetes. Tenemos el programa La Lata que dan los Leones, que hacemos en centros comerciales para pedir productos enlatados con los que formamos despensas que llevamos en diciembre a los ejidos”.

¿Qué actividades realizan para cubrir sus gastos?

“Cada año en la Feria tenemos una de las principales actividades para recaudar fondos y ayudar a la comunidad con un puesto de comida mexicana y las damas venden antojitos, algunas personas y empresas nos ayudan con donativos, las cuotas de los socios, la renta de los salones de fiestas que tiene el club, rifas, bingos, así como las subvenciones del club internacional para las operaciones de cataratas”.

¿Cuáles son los retos que enfrentan como organismo de la sociedad civil?

“Pues que la nueva tecnología ha hecho que muchas cosas se vean más frías y que haya dejado de importar la beneficencia social, la filantropía ha bajado bastante y batallamos para conseguir donativos”.

¿A cuántas personas apoyan al año?

“El año pasado fueron alrededor de 6 mil personas con distintos apoyos como lentes, operaciones de cataratas, lentes, medicinas y lo que damos a la Escuela de Invidentes”.

¿Qué hacen para sensibilizar a la población para que las apoye con su labor?

“Pues algunas veces los visitamos y les platicamos qué es lo que hacemos. Hace un tiempo juntamos gente para el programa Adopta un Ciego y ellos aportaban una cantidad mensual. La técnica es platicarle a la gente sobre nuestras actividades y tratar de convencerlos para que nos apoyen. El Club de Leones es muy reconocido por los ciudadanos de Saltillo, pero sí necesitamos más apoyos”.

¿Hay algún caso que les haya conmovido de manera especial?

“Yo me acuerdo de una persona que operaron de cataratas y que no veía, el doctor que lo operó me habló por teléfono y me dijo que el paciente ya había salido de la operación y que estaba bien, pero que quería ver al presidente del club que lo ayudó. Fui al hospital, en cuanto me vio, vino hacia mí corriendo, me abrazó y me dijo que tenía muchos años sin ver la Sierra de Zapalinamé y estaba muy emocionado porque la pudo ver de nuevo”.

¿Qué tienen que hacer las personas que quieran apoyarlas con donativos o como voluntarios?

“Pueden acudir a las oficinas del Club de Leones ubicadas en el bulevar Venustiano Carranza 3500, los teléfonos son 415-2255 y 415-2484, ahí nos dará mucho gusto recibir los apoyos”.

¿Cuál es su participación en la organización de la Expo Feria Saltillo que cada año organizan las OSC y por qué es importante?

“Pues con el puesto de comida mexicana que tenemos en la Feria nos deja ganancias para seguir dando despensas y por eso invitamos a la gente a que nos apoye porque esto se regresa en un beneficio para la comunidad”.

¿Cuál es la recompensa que obtienen por esta labor?

“La satisfacción que tenemos de poder servir a la comunidad. Cuando la gente agradece porque recuperó la vista o por los lentes, cuando realizamos este tipo de obras, como que nos completamos en el aspecto personal”.

¿Qué mensaje le mandarían a la sociedad para que se sume a la labor que ustedes realizan?

“Que cada vez que solicitemos apoyo que nos respondan, que nos busquen, que nos llamen si nos pueden dar un donativo. Para las empresas que quieran ayudarnos, nosotros no somos donatarios, pero podemos dar recibos deducibles de impuestos a través del Voluntariado de Coahuila”.