QUERIDA ABBY: Una joven mujer casada dijo que ella y su madre no estaban de acuerdo acerca de la tradición de lanzar el ramo y la liga de la novia en las bodas. Usted dijo: “Debido a que agarrar el ramo o la liga no es ninguna garantía que la persona será la próxima en casarse, no veo ninguna razón porqué una invitada debe ser excluida”.

Bueno, yo no estoy de acuerdo con eso. Yo realizo servicios de disc jockey y video para las bodas. He visto niñas y niños con narices ensangrentadas, rodillas y codos rapados, etc. ¿Enviaría a un niño de ocho años a jugar futbol americano a su universidad local? Por razones de responsabilidad, anoto específicamente en mi contrato que si la novia insiste en incluir invitados menores de 16 años, no soy responsable de ninguna lesión. A las compañías de seguro no les gusta cubrir estupideces. ¡Por favor considere esto otra vez, Abby!

BRENT YACIW, WESLEY CHAPEL, FLA.


QUERIDO BRENT: Recibí una tonelada de correspondencia sobre el lanzamiento del ramo y la liga en las bodas y compartiré lo más que sea posible:

QUERIDA ABBY: La costumbre es de mal gusto y debe ser eliminada. Es vergonzoso para los solteros que son arrastrados por el piso por la familia y los amigos bien intencionados. Es casi tan malo como ver a la nueva pareja embarrarse el pastel en sus caras. J.H., MELROSE, N.Y.

QUERIDA ABBY: Cuando me casé, lancé dulces para los niños y las niñas de 12 años para abajo. Funcionó maravillosamente. Los niños se divirtieron y fueron parte de las festividades. JENNIFER EN FREMONT, OHIO.

QUERIDA ABBY: Para las invitadas de 16 años o menores, lanzamos una osita vestida de novia e hicimos lo mismo para los niños con un osito vestido de novio. BECKY EN HURST, TEXAS.

QUERIDA ABBY:
Soy florista. Muchas novias ordenan un ramo chico para lanzarles a las niñas y ya sea que lancen su propio ramo o un ramo extra (grande) a las muchachas. RON D., BELLEVILLE, ILL.

QUERIDA ABBY: La costumbre es que quien sea que agarre la liga debe ponerla alto en la pierna de la mujer que agarró el ramo. En una boda que asistí, un niño de nueve años agarró la liga y luego se sentó a los pies de la muchacha que agarró el ramo y sollozó por 10 minutos porque estaba tan humillado. Los niños no deben ser sometidos a esto. KATHY EN FORT LEE, N.J.

QUERIDA ABBY: Como madre de dos niñas, no quiero que nadie toque sus piernas. Como disc jockey en las bodas, aquí está cómo manejo el lanzamiento de la liga: Le pido a la niña que se siente en una silla con sus brazos extendidos y sus manos en posición de rezar. Luego le doy al varón la liga y él tiene tres oportunidades para lanzarla sobre sus manos. Nadie es tocado y es perfectamente inocente. A los niños les encanta. LORI LEE, HORSEHEADS, N.Y.

QUERIDA ABBY: He servido banquetes por más de 20 años. Una alternativa con clase es ésta: La pareja de novios les pide a todos los invitados casados que se paren. Luego, en múltiplos de cinco o 10 años, les piden que se sienten cuando les preguntan cuánto tienen de casados. La pareja que tiene más tiempo de casada recibe el ramo y la liga. MIKE F., ANKENY, IOWA

QUERIDOS LECTORES: Aprendo tanto de ustedes. Gracias por todas sus sugerencias y por el privilegio de hacer un trabajo que me encanta.