×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
20 Octubre 2016 04:00:00
Así o más fácil: Particulares no pagarán impuestos por el uso de ductos
Cuando aprobó el Pleno de la Cámara de Diputados la Ley Federal de Derechos, el jueves 18, también lo hizo a matacaballo, como lo había hecho con la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Ariadna Montiel Reyes, diputada federal de Morena, retrató así el dictamen que estaban aprobado prácticamente todos, excepto los morenistas: “Nos queda claro que, con la puesta en marcha de este tipo de estímulos y exenciones fiscales a las empresas dedicadas a la industria de los hidrocarburos, los beneficiados son los dueños de las empresas y no el pueblo de México”.

De todo el dictamen, esto de los estímulos fiscales a las petroleras trasnacionales era lo medular. Gina Andrea Cruz Blackledge, la diputada federal del PAN que preside la Comisión de Hacienda, dijo: “Sobre el tema de actividades reguladas en materia energética, y en congruencia con el artículo 27 de nuestra Constitución, se derogan los artículos 50 B, 58 A, 58 B de la Ley Federal de Derechos, en virtud de que actualmente los preceptos mencionados otorgan un trato específico a Petróleos Mexicanos como organismo descentralizado”.

Pero añadía: “Sin embargo, tal naturaleza ha cambiado con motivo de la reforma constitucional en materia energética, así como de la expedición de la legislación secundaria y de la reforma a diversas leyes para convertirse en una empresa productiva del Estado, con lo cual se coloca a Petróleos Mexicanos en un plano de igualdad ante sus competidores”.

¿Es realmente así como decía la panista? No, según Morena, únicos opositor; porque el resto –incluidos perredistas y de Movimiento Ciudadano– estaban aupados, alegres, en los estribos del PRI y PAN desde que aprobaron en la Comisión de Hacienda esta ley y la otra, la de Derechos sobre Hidrocarburos.

Todos los aprobantes, sin excepción, habían hecho hincapié en lo que consideraban una virtud del dictamen: “Las adecuaciones por los servicios de radio, televisión, cinematografía, servicios consulares, de telecomunicaciones, educación y salud, entre otros”.

El PAN subrayó a través de José Antonio Salas Valencia: “Y finalmente, un cambio no menor es el que se relaciona con la derogación de los artículos 50 B, 58 A y 58 B, de la Ley que estamos votando, con la finalidad de ajustar el texto vigente a la nueva naturaleza jurídica de Pemex, como empresa productiva del Estado y no como organismo descentralizado. Las adecuaciones aquí mencionadas, sin duda permitirán que ingresen al gobierno recursos adicionales, en una época presupuestal donde existe la necesidad de más recursos”.

Hablaban los panistas de ajustes que “permitirán ingresos adicionales”. Lo mismo, los priístas, pvemistas, aliancistas y perredistas. Que bajar impuestos a las trasnacionales (referidas aquí como “empresas productivas del Estado”) le resultará muy beneficioso a los mexicanos…

Pero argumentó así Juan Romero Tenorio, diputado de Morena: “Para 2017 se prevé 44 mil 757 millones de pesos de ingresos por Ley de Derechos. (Pero) esta reforma de derechos no busca otro paliativo que la de evadir la responsabilidad de particulares, preferentemente en materia de hidrocarburos. Por ello elimina varias disposiciones de la Ley de Derechos, disposiciones que establecen el pago de derechos por el uso de bienes de la nación en el transporte, en el almacenamiento de hidrocarburos”.

El Pleno guardó silencio. Siguió Juan Romero: “Con la eliminación o derogación de dos artículos 58-A y 58-B, se elimina el derecho que tiene, el derecho que debe pagar Pemex por el uso de ductos, por el uso de depósitos o almacenamiento de hidrocarburos, y con ello se dice que se generan mejores condiciones de competitividad para Pemex. Eso es falso. Se eliminan estos derechos para que los privados no paguen los mismos. Artificialmente se pretende una modificación de la ley para beneficiar a los particulares”.

Romero fue el gran argumentador. Nadie lo rebatió. “Con la reforma energética se crearon dos órganos reguladores en materia de energía: la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía. Dentro del paquete de leyes en materia de hidrocarburos, hay una ley que regula estos órganos en materia de energía, y esta ley determina que los órganos reguladores podrán disponer de los ingresos que deriven de los derechos y de los aprovechamientos que se establezcan en la ley”.

Entonces el legislador advirtió desde la tribuna: “Esta reforma a la Ley de Derechos encubre lo que podríamos llamar un fraude legal para permitir que los privados no paguen derechos por el uso de ductos, por el uso de bienes nacionales en la transportación de hidrocarburos”.

Y resellaba Romero otra vez: “Y también evade y genera opacidad en la información que presenta el Ejecutivo federal. En materia de derechos en el Proyecto de Ley de Ingresos, Comisión Nacional de Hidrocarburos, pueden verificarlo en el documento que se les circuló, ingresos por derechos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, cero, no se adquiere ni un solo peso por esos derechos que maneja la Comisión Nacional de Hidrocarburos”.

Y apostillaba: “Comisión Reguladora de Energía, cero, cero ingreso por los derechos que generan los bienes que pueda administrar la Comisión Reguladora de Energía: postes, cableado, torres de transmisión eléctrica, no generan ningún derecho para los ingresos de la federación. Estamos ante un robo en despoblado porque no se va a pagar ningún derecho por el uso de estos bienes”.

Y remachaba: “Estamos de nueva cuenta ante una farsa legislativa que lo único que permite es beneficiar a los particulares en este proceso de reforma energética que aparentemente va a generar bienes y va a generar riqueza para el pueblo mexicano”.

Turno del Senado. Veremos.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add