¿Qué tal amigos? Muy a su pesar, el presidente del club de futbol América presentó a los medios al nuevo entrenador de las Águilas, Carlos Reinoso Valdenegro, en sustitución de Manuel Lapuente, quien muy ufano había declarado anteriormente que su equipo (América) –“defendía como el Inter y atacaba como el Barcelona”- (Sic).

Las nuevas generaciones tal vez no conocen mucho de Reinoso, quien llegó al América procedente de su país natal, Chile, al iniciar la década del 70 y rápidamente se convirtió en el referente de los “Cremas”, como se les conocía anteriormente por el color de su uniforme.

Formó parte de un equipo donde destacaban jugadores como el portero Prudencio “Pajarito” Cortez, “Campeón” Hernández, Mario “Pichojos” Pérez, en el medio campo se hizo famoso el trío del mismo Reinoso, Roberto Hodge (QEPD) y “Toninho” y adelante habían adquirido de los Pumas al delantero Enrique Borja, que se convirtió en el campeón goleador, así como un joven con grandes cualidades, Borbolla.

En ocho años como jugador anotó 88 goles y consiguió dos títulos.

Es recordado el gol de media cancha que le anotó a Vázquez del Mercado, del Atlético Español: luego de un saque de gol disparó y venció por arriba al sorprendido portero, esto en la temporada 72-73.

Luego de retirado regresó al América como entrenador, en 1981, donde permaneció en el cargo hasta 1985, logrando el título en el torneo 1983-84.

Se dice que en esos años se descontroló personalmente teniendo problemas de adicciones y desapareció un tiempo del ambiente futbolístico para verlo más frecuentemente en los espectáculos.

Para la temporada de 1988 regresó al América pero no tuvo éxito, además ha dirigido equipos como Tecos UAG, San Luis, Toros Neza, Atlas, León y últimamente Gallos Blancos de Querétaro, al que salvó del descenso, pero por desacuerdos con la directiva no siguió al frente del equipo.

La pregunta es si con “El Maestro” el América podrá ser protagonista en este torneo donde su antecesor, Manuel Lapuente, había logrado un punto de nueve posibles, nosotros creemos que sí porque ahora las Águilas jugarán con un sistema más abierto. Suerte

¡Hasta pronto!