×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
10 Noviembre 2016 04:00:00
Carranza, el Senador
Durante el porfiriato que duró más de 30 años, las gubernaturas y todos los puestos de elección popular eran por designación del general Porfirio Díaz. Eso propició que muchos de los mandatarios estatales se convirtieran en caciques, déspotas y arbitrarios. El general Díaz no dejó fuera a Coahuila y nombró como gobernador al coronel José María Garza Galán en 1886, puesto que ejerció en dos periodos, del 15 de febrero de ese año al 15 de diciembre de 1889 y el segundo de ese mismo día hasta el 9 de septiembre de 1893.

Fue un gobernador impopular y su caída obedeció a un levantamiento en contra de su imposición, que encabezaron los hermanos Carranza de Cuatrociénegas, Emilio, que era el mayor, Sebastián, Jesús y Venustiano, apoyados por Francisco Urquizo, padre del que después fue el general Francisco L. Urquizo, Francisco Z. Treviño, padre del también general Jacinto B. Treviño y por Emiliano Salinas, padre del general Gustavo Salinas. Su objetivo era impedir que siguiera como gobernador el mencionado Garza Galán. Iniciaron la rebelión en la congregación de Santa Catarina, hoy villa de Ocampo, formando una fuerza con asombrosa rapidez de más de dos mil hombres del norte y centro de la entidad.

Al conocerse esta inusitada rebelión, se ordenó al general Bernardo Reyes para combatirlos con un fuerte contingente militar, librándose un combate en el puerto del Carmen, a 4 kilómetros de Sacramento y 45 de Monclova, que no generó ganador ni vencido, por lo que el general Reyes, invitó a los hermanos Carranza a parlamentar en Rancho Nuevo, hoy Lamadrid.

Venustiano Carranza fue la voz autorizada de los rebeldes que expresó sus demandas, que le parecieron razonables al general Reyes, que se comprometió a influir en el general Porfirio Díaz invitando a que los rebeldes nombraran un comisionado que le acompañara ante el general Díaz, nombramiento que recayó en Venustiano Carranza, que viajó a la ciudad de México donde el general Díaz lo escuchó y aceptó que Garza Galán abandonase el cargo de gobernador, nombrando en su lugar al Lic. José María Múzquiz.

Se convocó a elecciones libres para gobernador, alcaldes, senadores y diputados, resultando electo senador Venustiano Carranza, demostrando con este hecho que no fue un senador nombrado por Porfirio Díaz, sino a consecuencia de una rebelión que obligó a gobierno a respetar la voluntad de los coahuilenses, a quien recordamos en este mes de la revolución mexicana. (A. Canales Santos).

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add