×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
08 Mayo 2016 03:10:02
Claro que estamos enojados y de mal humor
CLARO QUE ESTAMOS ENOJADOS Y de mal humor. El malestar y el humor social se reflejan a diario en los niveles de aprobación de los gobernantes que van a la baja, sin tocar fondo, como el peso frente al dólar, mientras que la desconfianza y el hartazgo van al alza.

ESTAMOS DE MAL HUMOR PORQUE tenemos un presidente que no sabe o no quiere tomar decisiones. Un mandatario que no se ha dado cuenta de la situación del país, ya sea porque no alcanza a entender la realidad o porque no se la dejan ver, malinformándolo. Estamos de mal humor por la mano del grupo que mece la cuna tras el trono.

ESTAMOS ENOJADOS POR TENER SENADORES y diputados que se dedican a todo menos a legislar para el bien común. Estamos enojados por el manoseo y burla que han hecho frente al reclamo ciudadano que pidió la Ley 3 de 3 y de la que estos tipos se han pitorreado para seguir gozando bajo el manto de la impunidad y de la corrupción.

CLARO QUE ESTAMOS DE MAL humor por el sistema de partidocracia que padecemos, caro, complicado y de poca representatividad que solo beneficia a unos pocos que no quieren soltar el hueso ni las cantidades insultantes de dinero que reciben.

ESTAMOS MOLESTOS POR LA IMPUNIDAD de la que gozan los adinerados para evadir la justicia y re victimizar a sus víctimas. Más claro que los Porkys ni el lodo. Estamos enojados porque a quien se roba un champú lo consignan y mientras a quien saquea una empresa o a un estado no se le toca ni con el pétalo de una sospecha.

ESTAMOS DE MAL HUMOR POR la improvisación de los políticos que ocupan altos cargos en el poder sólo por su amistad o compadrazgo de quien los nombra, haciendo a un lado a quienes tienen méritos y capacidades suficientes. Estamos enojados con los funcionarios improvisados que esconden su incompetencia tras la prepotencia, arbitrariedad e injusticia en contra de nosotros, quienes les pagamos sus salarios y lujos.

ESTAMOS DE MAL HUMOR FRENTE a un gobierno que pretende tapar el sol con un dedo mediante el exceso de propaganda oficial. Estamos de mal humor por que gobiernan por decreto y no con sentido social ni político.

ESTAMOS ENOJADOS FRENTE A LOS embates del Estado contra la libertad de expresión a través del abuso del poder, hostigamientos y arbitrariedades.

ESTAMOS DE MAL HUMOR POR la prepotencia de las fuerzas del orden contaminadas por la sospecha de su honorabilidad y profesionalismo.

ESTAMOS DE MAL HUMOR POR padecer un sistema educativo que no ha podido generar el gusto por el conocimiento ni formar jóvenes profesionistas con actitud emprendedora, sin miedo al fracaso y con ganas de ser útiles.

ESTAMOS MOLESTOS CON EL SERVICIO de salud pública donde el trato a los pacientes es infrahumano, donde carecen de medicamentos, sus instalaciones están para llorar y el trato del personal es humillante para los pacientes. Estamos enojados por la deshumanización de la salud pública.

ESTAMOS DE MAL HUMOR EN Monclova por la cantidad escandalosa de asesinatos en las últimas semanas y que las autoridades no saben ni por dónde empezar y guardan un sospechoso silencio que demuestra su indiferencia.

CLARO QUE ESTAMOS DE MAL humor por nuestras autoridades que están más preocupadas por su futurismo político que por trabajar por el bienestar común.

ESTAMOS DE MAL HUMOR POR la creciente violencia en las escuelas primarias y secundarias de Monclova donde a diario se reportan dos broncas entre chavos. No hay día en que los muchachos no suban algún video a las redes sociales exhibiendo broncas donde predominan las muchachitas dándose con todo con el peor de los vocabularios.

ESTAMOS DE MAL HUMOR PORQUE la rotonda del mentado rallador–independientemente si funcionará o no- es un monumento al mal gusto que sólo proyecta el bajo nivel cultural de nuestras autoridades. Y más enojados porque estas “obras” nos exhiben ante la opinión pública como una comunidad ridícula y adoradora del “art-nacó”.

ESTAMOS DE MAL HUMOR POR la voracidad de los empresarios que a costillas de los trabajadores incrementan sus fortunas bajo la premisa de que el elemento humano es un desechable más en la cadena del progreso. Nos enoja el manoseo que hacen del reparto o adelanto de utilidades coludidos con los llamados líderes obreros que nunca han sido obreros, para siempre pagar menos.

CLARO QUE ESTAMOS ENOJADOS Y molestos porque tal parece que nada cambiará y en las elecciones seguirán ganando los mismos políticos, los improvisados y los avorazados, sin importar el partido al que pertenezcan. Y también estamos de mal humor porque el hartazgo aún no ha logrado despertar la indignación social para poner un hasta aquí.

LO ÚNICO BUENO ES QUE no sufriremos alguna invasión de zombis ya que estos se alimentan de cerebros, y por lo visto, ya casi no hay.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add